maraton-valencia-salida-2014

El Maratón de Valencia se ha convertido, en apenas unos años desde su gran renovación, en un referente a nivel nacional y también europeo. A falta de cuatro meses y medio para que se disputen los 42.195 metros (15 de noviembre), la carrera cuenta con más de 10.500 inscritos, lo que significa que va camino de batir, de nuevo, el récord de participación.

Pero, ¿a qué se debe este auge de una carrera que ya tiene más de 30 ediciones? Vamos a hacer un repaso a las 10 razones por las que merece la pena correr el Maratón de Valencia.

1.- Es ideal para atacar por primera vez la distancia. Tiene un circuito totalmente llano, así que no habrá cuestas que te sobrecarguen en exceso la musculatura del tren inferior y acabes teniendo que pararte. No quiere decir que no haya que fortalecer durante la preparación, eso siempre será crucial, pero la probabilidad de pájara es menor.

2.- Es perfecta para hacer marca personal. Por la misma razón que antes, porque es completamente llana. Pero, además, la temperatura en noviembre en Valencia suele estar en torno a los 12 y 17 grados, normalmente sin lluvia (menos algún chaparrón tonto que no dura más de una hora), así que nos encontramos ante unas condiciones meteorológicas muy adecuadas para cubrir el maratón.

3.- El circuito está homologado. Esto quiere decir que la RFEA (Federación de Atletismo), revisa el circuito para que la distancia que se recorre sea exactamente 42.195 metros. No vamos a entrar en detalles de cómo se hace la medición, pero si corrieses durante toda la carrera encima de la línea azul, estarías haciendo esa distancia (aunque el GPS te marque otra cosa). Al final siempre hacemos un poquito más, sobre todo si vamos en medio del pelotón, pero no está mal saber que el circuito está bien medido ya de entrada.

4.- Esa llegada… Uno de los cambios mejor recibidos cuando la prueba se renovó en 2012 fue el de la llegada a meta. Para el que aún no la conozca, se lo mostraremos con una imagen:

maraton-valencia-llegada-2014

Esos son los últimos 150 metros de la carrera, con una plataforma sobre las aguas situadas frente al Museo Príncipe Felipe.

5.- Esa salida… En ese momento en el que todos estamos algo nerviosos, justo antes de empezar, no somos capaces de apreciarlo. Pero la salida, que se da junto con los participantes de la 10K que se hace paralelamente al maratón, nos regala instantáneas como la siguiente:

1413-maraton-valencia-0009

6.- El precio. Aunque es un tema controvertido, sobre todo porque el precio de algunas carreras populares se ha disparado en los últimos años, lo cierto es que esta carrera ha tratado de mantener el mismo precio en las últimas ediciones. La inscripción ahora mismo vale 60 € (hasta el 30 de septiembre), precio más que justificado con toda la organización que tiene a sus espaldas.

Está lejos de las maratones más caras del mundo como Nueva York o Berlín (en torno a los 300 €) y ni siquiera es la más cara de España. Tampoco es la más barata, pero la opinión general de los corredores en cuanto al circuito, avituallamiento, globos que marcan el ritmo, etc., ha sido prácticamente excelente en los últimos años. ¿60 € por un maratón? ¿Cuántas haces al año?

7.- Grupos de entrenamiento. Para el que vive en la ciudad, la organización se preocupa por los que quieren recibir ayuda para prepararse la distancia, ya sea por primera vez o para bajar de determinado tiempo. Estos grupos suelen quedar 2 ó 3 veces por semana y reúne a los mejores entrenadores de la ciudad.

Además, en la web de la carrera hay planes de entrenamiento disponibles para los que prefieren prepararlo por su cuenta y no cuentan con el asesoramiento de un entrenador.

8.- La Fería del Corredor (Expo Deporte). Para la recogida de dorsales hay que acudir a la Expo Deporte, que se situa en el Museo Príncipe Felipe. La feria del corredor ha pasado en los últimos años de un evento pequeño a una edición 2014 en la que reunió a las mejores marcas del sector.

Para el que le guste estar a la última y relajarse el viernes o sábado paseando por los stands, tiene esta opción. El que quiera sólo recoger su dorsal y la bolsa del corredor, no tendrá mucho tráfico de gente, menos en las dos últimas horas antes del cierre (porque somos así).

9.- Por todos los eventos paralelos. No sólo están los 42.195 metros, sino la 10K que se celebra simultáneamente. También se celebra una mini maratón para los más pequeños el día previo. Una Paella Party, porque lo de “Pasta Party” ya estaba muy visto y esto es más valenciano. O algo incluso más de aquí: el running fallero. Emisión de documentales, conciertos junto a la feria del corredor, un concurso de fotografía y muchas actividades infantiles.

Para el que vive en Valencia, quizá es incluso demasiado, pero para el corredor extranjero (que no son pocos) y el de otras partes de España, es una manera ideal de pasar el fin de semana con la familia y que no sean meros acompañantes.

10.- Porque es un maratón. Sufres durante la preparación, te mueres de los nervios la semana antes, comes como un monje durante algún tiempo, 10 minutos antes de la salida no sabes dónde meterte, se te pasa por la cabeza ponerte a andar unas 15 veces cada kilómetro a partir del 30… y aún así, una vez cruzas la línea de meta, quieres repetir.

Engancha y mucho. Es salud, es superación y es fortaleza, tanto física como mental. Y esto mucha gente ya lo sabía, pero mucha otra lo está descubriendo ahora.

Promoción especial: si eres de la Comunidad Valenciana y contratas la Fibra Óptica 300 Mb antes del 17 de julio, la inscripción para el Maratón de Valencia (15 de noviembre), la Media Maratón de Valencia (18 de octubre) o la 10K Valencia Trinidad Alfonso (15 de noviembre) te sale gratis. Para más información sobre la promoción: http://www.vive.movistar.es/vive-mas/eres-runner/promocion

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.