Alessandra Aguilar

El etíope Solomon Tsige venció el domingo pasado en la XXVI Marathón de Hamburgo, con un tiempo de 2 horas 11 minutos y 47 segundos. La grata noticia fue la victoria de la española Alessandra Aguilar en categoría femenina, con un registro final de 2 horas 29 minutos y 01 segundo. Más de 15.000 corredores se dieron cita en las calles de la localidad alemana, lo que supone el segundo maratón más grande de Alemania. A pesar de todo, las marcas no fueron las mejores de los últimos años, debido sobre todo a la falta de presupuesto para traer a grandes atletas de la especialidad.

La prueba masculina fue dominada por completo desde el inicio por los corredores africanos, a pesar de la no salida finalmente del hombre más rápido de todos los participantes, el keniano Joseph Riri. Poco después del kilómetro 26, Charles Ngolepus abrió una pequeña brecha con sus perseguidores. El único corredor que fue capaz de seguirle fue Solomon Tsige. Cuando parecía que la victoria podría ser de Ngolepus, en el kilómetro 40 Tsige logró darle caza y adelantarle, debido a unos problemas de estómago del primero.

Ngolepus llegaría en segundo lugar, a más de un minuto y medio del vencedor de la prueba. La tercera plaza fue para el brasileño José Telles de Souza, mientras que la cuarta posición fue para el portugués José Moreira.

La alegría de la jornada nos la dio la española Alessandra Aguilar . Alessandra tomó la iniciativa muy rápido, marchándose por delante de la favorita local, la alemana Ulrike Maisch. El tiempo de Alessandra, 2 horas 29 minutos y 01 segundo, le permite ser seleccionada para los Mundiales de Berlín en agosto próximo, objetivo por el cual había venido Alessandra hasta Hamburgo.

Tal fue la carrera de Alessandra, que la segunda clasificada, la etíope Tigist Abdi Shen, entró segunda clasificada, a cinco minutos exactos de la española. Tercera fue la alemana Maisch, y cuarta la keniana Emily Kimurya. Hay que valorar la gesta de Alessandra, ya que la alemana Maisch fue Campeona de Europa de Maratón en el 2006

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.