La velocista Allyson Felix ha comenzado de manera espléndida la temporada olímpica ante cincuenta mil personas en los míticos Penn Relays, batiendo sendos récords de la reunión tanto del relevo corto como del largo con el equipo estadounidense. En ambas carreras, los combinados de los Estados Unidos se impusieron a sus más directas rivales en las citas internacionales, las jamaicanas, que también rindieron a gran nivel.

Si existe una competición con tradición dentro del atletismo mundial, esa es los Penn Relays, que el pasado fin de semana celebró su 118º edición en el estado de Philadelphia. Cincuenta mil personas acudieron el sábado al estadio de Franklin el sábado para presenciar la hazaña atlética que habría de protagonizar la polivalente velocista Allyson Felix en las dos categorías de relevos de 4×100 y 4×400. Felix, coleccionista de medallas internacionales en pruebas de doscientos y cuatrocientos metros, desplegó su imperial y liviana zancada para batir, junto con sus compañeras de equipo, los récords de la reunión de relevos de cien y cuatrocientos metros, corriendo la segunda posta en ambas carreras. Dos récords de una competición con ciento dieciocho años de historia es una particular manera de hacer historia en el atletismo.

 En el relevo corto, Felix tuvo por compañeras de equipo a Tianna Madison, Bianca Knight y Carmelita Jeter, combinado que consiguió una marca de 42.19 segundos y batió el récord de la reunión que databa del año pasado, el cual también estaban en manos de Felix y Jeter. Consiguieron batir al combinado jamaicano, integrado nada menos que por Sherone Simpson, Kerron Stewart, Aleen Bailey y Shelly-Ann Fraser, un prólogo de lo que perfectamente podrá ser la lucha por el oro olímpico en Londres. “Tuvimos mucha química, y eso es lo esencial cuando corres un relevo, confiar en tus compañeras”, comentó Jeter al término de la prueba. No terminaron ahí los éxitos de las relevistas estadounidenses, tirando por los suelos también el récord del 4×400 con un equipo integrado por Francena McCocory, Natasha Hastings y Sanya Richards-Ross, con Felix en la segunda posta. Fueron aquí las más rápidas Felix y Richards, con una espectacular última posta de la segunda con un parcial de 49.5 segundos. Segundas fueron, una vez más, las jamaicanas, incapaces de seguir el tren de las estadounidenses y quedando lejos de los 3:21.18 minutos del nuevo récord de la reunión.

http://www.youtube.com/watch?v=ahutiPcQowA

UNA DENSIDAD IMPOSIBLE DE ATLETAS
Los Penn Relays, una de las competiciones con más tradición del mundo, impresionó no sólo por el alto nivel de las participaciones de élite sino por la gran cantidad de atletas y equipos escolares y universitarios presentados en la competición. Hasta noventa carreras de relevos se registraron en la jornada del sábado entre pruebas universitarias, de institutos y profesionales, en un alarde de densidad atlética al alcance de muy pocos países y que sin duda alguna constituyen la envidia del atletismo mundial. Una de las pocas competiciones que siguen aunando el espíritu competitivo y el espectáculo a todos los niveles de una manera en la que los aficionados al atletismo actual sólo pueden imaginar, en blanco y negro, en algún visionado nostálgico de Carros de Fuego.

Consulta aquí los resultados completos de los 118 Penn Relays.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.