Hoy mismo se anunciaba la sanción a la eslovana Jolanda Ceplak por consumo de EPO. Y hoy mismo el diario “L’Équipe” anuncia que la atleta francesa Bouchra Bhezielle (de origen marroquí), medalla de bronce en 1.500 metros en los Mundiales de Helsinki 2005, ha dado positivo por la misma sustancia.

En la muestra A de un control sorpresa llevado a cabo por médicos de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), fueron hallados los restos de EPO.

La IAAF ya investigaba a la atleta desde hacía tiempo, ya que fue directamente acusada de dopaje por otros atletas.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.