castillejo10118

El cuarto mejor español de todos los tiempos en Media Maratón. Esa es la carta de presentación de Carles Castillejo (Barcelona, 1978), después de correr en la Mitja de Granollers en 1 hora 1 minuto y 18 segundos, solo por detrás de los registros de Fabián Roncero, Martín Fiz y Alberto Juzdado. El catalán se mostró muy feliz tras la prueba e ilusionado de cara a los próximos eventos. Su próximo reto es correr también más rápido en el Maratón, teniendo como objetivo el Campeonato de Europa de 2014. Hablamos con él sobre la Mitja y su plan de futuro.

¿Qué supone para ti el 1h01:18?

Primero sorpresa. Sabía que podía rondar el 1h01:40 o el 1h01:50 por rendimiento en competiciones y entrenos, pero bajar hasta ese tiempo no me lo esperaba. Al no tener los ritmos preestablecidos en media maratón, me puse detrás de Kiprotich y hasta donde llegara. Iba mirando parciales y veía que iba más rápido que el año pasado, al menos hago marca. Realmente me di cuenta de que iba a hacer un registro estratosférico en el kilómetro 19.

En tu blog está subida tu propia crónica de la carrera, donde remarcas al principio que en la Mitja de Granollers hubo 12.000 participantes. ¿Qué significan?

Es un reflejo del movimiento social que hay en torno al running. Aquí en Cataluña cada fin de semana tenemos alguna carrera importante y se suele batir siempre el récord inscritos año tras año. Si este año la Mitja hubiese tenido 15.000 como tope, ya lo habrían logrado. De todas formas, una Mitja con 12.000 participantes es una barbaridad.

Y entre los 12.000, Stephen Kiprotich, campeón olímpico de maratón en Londres 2012. ¿Cómo te viste corriendo a su lado?

Me moló mucho, sobre todo el hecho de disputarle de tú a tú la prueba, lo que es una inyección de moral muy grande para lo que queda de invierno. No lo conocía, es un tipo muy amable, un ‘guasón’. Y en carrera es una animal, no paró de hacer cambios de ritmo para tratar de descolgarme.

Castillejo_Kiprotich_XBonastre

En los primeros kilómetros está a tu lado un español, Lolo Penas. ¿Cuál es tu relación con él tanto dentro como fuera de las carreras?

Con Lolo me une una buena amistad. Lo conozco desde hace ya casi 10 años y hemos coincidido en multitud de competiciones y viajes. Si no está Nacho Cáceres en una competición, escojo compartir la habitación con él. En carrera somos diferentes, él es un ‘killer’.

Y el clima de la carrera, complicado, ¿no?

Sí, daba mucho aire y el problema era que venía racheado. Teníamos un viento constante de unos 20 km/h y el problema es que venían ráfagas de 50 km/h. Eso hizo que tuviésemos que ‘meter riñones’. Yo me iba tapando con los dos africanos, aunque con los cambios de ritmo de Kiprotich siempre quedaba al descubierto y tenía que dar la cara.

Me hablabas al principio del kilómetro 19, en el que tú hiciste 2:44 y Kiprotich 2:40. ¿Cómo están tu cabeza y tus piernas en ese momento?

Veníamos de hacer 8:21 en el 3.000 anterior. Me sorprende su cambio de ritmo, con el que me saca 1 segundo, y yo en ese momento noto que no puede reaccionar. Él mira para atrás y vuelve a cambiar para rematarme. La distancia que me saca con esos dos cambios es con la que llegamos al final. A partir de ahí es una guerra de tres segundos. Yo iba a tope y pensé en aguantar, y logré aguantar la guerra hasta el final.

Cuentas en la crónica que miraste al cronómetro, viste 1 hora y te dijiste “¡Madre mía, no aflojes!”. ¿A partir de ahí ya no te duele nada?

Me daba cuenta de la gran marca que iba a hacer. Muy mal se me tenenía que dar para no bajar de 1h01:20 o 1h01:25 Además, hay un momento a falta de 300 metros en que da la sensación de que me acerco mucho a Kiprotich y ahí pensé que podía estar quedándose ‘clavado’. Es una ilusión, le recorté como mucho un segundo.

Cuando paso por meta veo 1h01:15, paro mi cronómetro 2 segundos después y en mi reloj veo 1h01:17. A mí me dan 1h01:18. La explicación que me han dado es que en estas carreras, al estar dentro del calendario RFEA, el tiempo del juez prevalece por encima del tiempo que dé el chip, y el juez dijo que había poner 3 segundos más.

¿Podrás mejorar algún día esa marca?

A priori, Granollers no es el mejor circuito posible. Es bueno porque no tienes curvas. Lo único que penaliza es que hay 11 kilómetros de inicio que suben y luego 10 kilómetros que bajan con tres rampas que suben. Evidentemente teníamos el aire en contra, que luego fue a favor. Yo no me puedo quejar, corrí lo máximo que pude y en un muy buen tiempo. En una carrera plana, en la que se vaya a ritmo todo el rato, veremos si mejoro la marca.

¿Cómo quedan de lejos los 59:52 de Fabián Roncero (Récord de España de Media Maratón)?

Ahora mismo a 1:24 [risas]. Muy lejos, habría que ir pasito a pasito. En la próxima media que haga, que supongo que ya será el año que viene, me gustaría intentar bajar de 1h01:00. El Campeonato de Mundo de Media Maratón, que será en marzo de 2014, es el mejor lugar posible para moverme en esos ritmos, acompañado de atletas africanos.

“Me fundo en un emotivo abrazo con mi hija, luego con mi mujer. No lo olvidaré nunca.” ¿Cómo fue ese momento?

Me exprimí al máximo y estaba agotado. Después de hacer la marca que hice, liberé toda la adrenalina. Ver a mi hija pequeña corriendo a verme y luego a mi mujer con los ojos emocionados… Reconforta que los seres queridos estén ahí y compartir con ellos lo que había conseguido.

Castillejo_Londres

¿El futuro de Carles Castillejo este año está en mejorar las 2h10:09 del Maratón?

Eso espero. No sé cuándo será, pero tengo claro que voy a correr uno este año. Después del tiempo de Media Maratón, me auguro a nivel de matemáticas una buena marca. Luego las piernas tienen que corroborar que esas matemáticas e equivoquen lo menos posible.

Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012, ¿y Río 2016?

[Suspira] No creo. A día de hoy no lo creo. Mi cabeza está en el Campeonato de Europa de 2014. A partir de ahí, sinceramente, no lo sé. Hasta 2015 tengo contrato con Adidas y llegaré. Luego tengo que ver como llego de dolores, de lesiones y de cabeza, de saber si tengo ganas de alargar o no un año y hacer una preparación de Maratón Olímpico, con lo duro que es.

Fotos | La Bolsa del Corredor y Xavier Bonastre

Compartir
Estudiante de Periodismo en Santiago de Compostela y árbitro de baloncesto. Aficionado a todo tipo de deportes, desde el atletismo -mi devoción- hasta el curling. Puedes verme haciendo una crónica, escribiendo un reportaje o haciendo comentarios sobre el diseño de la infografía en televisión. Multidisciplinar.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.