El sábado 29 de enero se celebró la segunda carrera de orientación de la Liga de la Comunidad de Madrid.

La carrera transcurrió en un entorno cargado de nieve, que convertía la competición en inédita pues es muy difícil hacer coincidir una competición con esta climatología. El entorno era precioso y las vistas desde la salida en lo alto del monte de Cincovillas eran maravillosas.

Comentar que este deporte se desarrolla normalmente en el bosque, pudiendo ser igualmente en campo, parques e incluso zonas urbanas con un callejero. Consiste en realizar un recorrido marcado en un mapa específico, de manera individual y pasando por una serie de puntos de control en un orden establecido, ayudado por una brújula. Lo que hay que dominar bien es la buena lectura del mapa, es prácticamente una carrera contrarreloj, donde se puede practicar en plan competición, donde prevalece la capacidad de lectura de mapa y la forma física para correr muy rápido por el monte o en el entorno que se desarrolle. También se practica en plan popular, para hacer ejercicio a la vez que se trabaja la mente, con lectura de mapa y elecciones de ruta. Se puede poner en práctica incluso andando, un deporte que lo pueden realizar mayores y niños, un deporte para toda la familia, que a todos gusta.

A los que venían a luchar por los primeros puestos les resultó una carrera de alta exigencia física por la pesadez de la nieve y la dificultad de orientarse haciendo una buena lectura del mapa. Los que salieron a darse una carrerita además de disfrutar de correr por nieve se deleitaron con el maravilloso entorno cargadísimo de nieve, en algunos lugares hasta la rodilla de nieve polvo, fue una gozada para todos.

Se estuvieron dando salidas desde las 10:00h hasta las 13:00h. En intervalos de dos minutos salía un corredor de cada recorrido, hasta un total de 280 participantes, repartidos en treinta categorías y once recorridos diferentes.

Finalmente fueron los Fedo-boys los que, como es habitual, se alzaron con la victoria en Hombre Elite. A pesar de lo peligroso del terreno para correr rápido, estos chicos no dan tregua, salen a competir en cualquier circunstancia y situación con su reto personal y muy sano que tienen entre ellos y les hace mejorar día a día. Esperamos que esto les haga conseguir muy pronto grandes triunfos internacionales.

Al finalizar se sorteó el típico Jamón Alabardero que se lo llevo con mucha alegría nuestro magnifico veterano José Luís Morcillo.

Más info | Ficha de la carrera
Clasificación

Algunas fotografías:

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.