La keniata se sometió a un control sorpresa en el que dió positivo, por lo que ha sido suspendida por la Federación Internacional de Atletismo.

La sustancia empleada fue salbutamol.

La atleta keniata, tres veces subcampeona del mundo de medio maratón, argumentó que dio positivo por estar siguiendo un tratamiento contra la neumonía y que su médico no le había explicado que los medicamentos podrían contener sustancias prohibidas.

La sanción por tanto, al no tener antecedentes de dopaje, será de un año y se contabilizará a partir de octubre del 2007.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.