buster-martin

Buster Martin es el empleado más viejo Londres. A los 99 años decidió jubilarse, pero 24 meses después retornó al mundo laboral harto de aburrirse en casa. Si esto ya es curioso, lo que sigue lo es más.

El bueno de Buster ha decidido intentar acabar el maratón de Londres, a los 101 años de edad. De conseguirlo batiría el anterior récord de “hombre más longevo que acaba un maratón” por 8 años de diferencia.

Pese a que no está seguro de completar el maratón, pondrá todo su esfuerzo para ello. El dinero que recaude su participación a través de sus patrocinadores será destinado a obras de caridad.

Si Buster logra semejante hazaña, asegura que se tomará una cerveza y fumará un cigarrillo, como hace siempre. Estas no parecen costumbres propias de un hombre de 101 años que puede completar todo un maratón, pero la verdad es que a su edad él sigue aquí.

1 Comentario

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.