schipp

La época oscura del atletismo europeo ha quedado un poco más enterrada este viernes: la holandesa Dafne Schippers se ha proclamado campeona del mundo de 200 metros lisos, por delante de todas las jamaicanas y estadounidenses, y por si fuera poco, batiendo el récord de Europa. Con una marca de 21.63 segundos, la ex-heptathleta se ha proclamado campeona mundial batiendo el récord de la competición y también el europeo, que tenía Marita Koch desde 1979 con 21.71 segundos.

Una carrera en la que la holandesa ha tenido que mantener la mirada de la jamaicana Elaine Thompson, gran favorita al título, pero imponiendo su mayor fuerza y velocidad en los metros finales. Una carrera histórica no sólo por la marca, sino por la persona a la que le quita el récord: Marita Koch, que ostenta ahora ya sólo el récord de 400 (47.60), atleta que reventó el cronómetro entre finales de los setenta y los ochenta y sobre la que pesó la sombra del dopaje.

Dafne Schippers es una atleta que hasta hace tres años se dedicaba a las pruebas combinadas, atesorando marcas como 13.13 segundos en vallas, 6.78 metros en longitud o 14.66 metros en lanzamiento de peso. El año pasado se proclamó doble campeona europea de 100 y 200 metros en Zurich, y hace dos años fue bronce en el heptathlon del mundial de Moscú.

Con esta marca, Schippers se coloca como tercera atleta más rápida de toda la historia, por detrás de la recordwoman Florence Griffith (21.34) y de Marion Jones (21.62).

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.