juan carlos de la ossaJuan Carlos de la Ossa, fondista español, no pasa por su mejor momento deportivo debido a las lesiones que, empezaron a asomar la cabeza en el 2006 y a día 26/Octubre/2009 ha vuelto a pasar por quirófano.

De la Ossa está inactivo desde los JJ.OO de Pekín de 2006 y ha pasado por varias lesiones: fractura de estrés en el sacro, fascitis plantar, lesión en los isquiotibiales y tendón de aquiles, rotura del bíceps en dos ocasiones y por último de nuevo lesión en la zona isquiotibial, por la que ha pasado por quirófano el día 26 de Octubre.

Tras ver este panorama, Juan Carlos admite estar preocupado ya que no sería ni el primer atleta ni el último que se retirara. Sin ir más lejos, pone de ejemplo la retirada antes de tiempo de Julio Rey tras 30 años de estar en lo más alto. Sin embargo, se nota con fuerzas para luchar y quiere retirarse cuando él lo decida, no cuando las lesiones lo decidan por él.

A continuación os mostramos una entrevista de la RFEA a De la Ossa:

-Si no me equivoco, esta trágica historia de molestias, lesiones, sesiones de fisioterapia, operaciones, recuperaciones, etc, etc, comenzó durante el verano de 2006. Justo unos días antes de disputar la final de 10.000 m.l. en el Europeo de Goteburgo comenzaron las molestias en los entrenamientos. Por favor, cuéntanos.

-Unas semanas antes del Europeo de Goteborg no pude entrenar como quería y tuve que hacerlo a medio gas. Recuerdo que quisieron hacerme una resonancia magnética y me negué, porque aunque sabía que tenía algo, no quería saber el qué para no estar preocupado antes y durante la competición. Aún así logré ser tercero en una carrera muy dura y con muchos cambios de ritmo por mi parte. Ya en España me hicieron esa resonancia y se confirmó lo peor, una fractura de estrés en el sacro.

-Tuviste que renunciar a correr el maratón de Berlín

-¡Claro! Renuncié a la preparación específica que tenía programada junto a mi entrenador, Antonio Serrano.

-En diciembre quedas segundo en el Campeonato de Europa de campo a través, pero recuerdo que dudaste en competir hasta última hora…

-Al principio de la temporada no quería ir, me veía muy lejos de la cabeza en las carreras. Mis compañeros de selección me sacaban un mundo. Luego, conforme fue pasando el tiempo, me fui poniendo en forma, hasta el punto de que me comunicaron que estaba seleccionado.

-¡Vaya sorpresa!

-¡Ni me lo imaginaba! De hecho estaba confirmado en el Cross de la Constitución (Alcobendas). Tuve que pedir permiso para poder competir, pues una semana antes del Europeo los atletas seleccionados no tienen permitido competir. Pero claro, no podía quedar mal con el organizador después de tanto tiempo apalabrado, así que obtuve el permiso, corrí en Alcobendas, y una semana después en el Europeo acabé tercero, pero luego descalificaron a Fernando Silva (POR) por doping. Ese segundo puesto era impensable para mí al inicio de la temporada.

-Renuncias a correr el Mundial de Cross para no interrumpir tu preparación de cara al Maratón de Londres, en el que debutas en la primavera de 2007, pero te retiras después de sufrir mucho ¿Qué pasó?

-No preparé la prueba como Dios manda. No pude hacer kilómetros en asfalto, como tampoco realizar los doblajes programados por Antonio, debido a una fascitis plantar. El día que doblaba lo hacía a ritmos muy suaves y casi siempre por la “hierba de la Blume”. Yo me encontraba muy bien de forma, pero Antonio me bajaba de la nube y me indicaba que me faltaban kilómetros. El pie no me permitía entrenar más. En Londres corrí con muchas molestias musculares debido a esa falta de kilómetros y también a que me deshidraté.

-El caso es que después del intento londinense, tras un breve descanso reanudas los entrenamientos, pero las molestias en la planta del pie persisten. Corres en Barakaldo un 5.000 en 13:44.84 y haces poco más de 28 minutos en el campeonato de España de 10.000 m.l., pero no vas al Mundial de Osaka ¿Por qué?

-Fue una decisión difícil, pero las molestias eran cada vez mayores. No conseguía entrenar ni con sesiones de fisioterapia ni con infiltraciones. Así que decidimos parar del todo y pasar por el quirófano del Dr. Bernardino Basas en Salamanca.

-Primera operación con una recuperación muy buena, pues vuelves en la San Silvestre’2007, en la que acabas quinto…

-Sí. La recuperación iba genial, aunque todavía no estaba muy en forma por lo que en Vallecas no forcé y corrí tranquilo, pues lo más importante era recuperarme bien ante unos JJ.OO. importantísimos para mí, después de haberme perdido los anteriores por lesión.

-Todo va sobre ruedas. En 2008 completas un año formidable: 13:14 en 5.000, marca personal en 10.000 con 27:28 y llegan los JJ.OO. de Pekín…

-El año olímpico siempre es especial e importante. Me cuidé y entrené todo lo que pude, aunque con algunas molestias en el tendón de Aquiles. Al final consigo hacer un año increíble y estar en esos Juegos tan preciados para mí.

-A los pocos días de regresar de China corres una prueba en ruta en el Reino Unido, a continuación te marchas de vacaciones y a tú regreso no puedes entrenar…

-Lo intento como cualquier temporada, pero no puedo correr. Lo pongo en conocimiento del Dr. Alonso (Jefe de los Servicios Médicos de la RFEA) y espero unas semanas para ver si me recupero. Las cosas no van bien y decidimos que me opere el Dr. Orava tanto de los isquiotibiales como del tendón de Aquiles de la otra pierna.

-Es decir, dos operaciones en una…

-Ya que tenía que pasar por el quirófano, era mejor hacerlo de las dos cosas. Quizás con el tendón de Aquiles podría haber entrenado, pero me habían infiltrado tres o cuatro veces y no podía seguir así.

-¿Cómo es la recuperación?

-Lenta y molesta. En la zona isquiotibial, cada vez que me siento y me rozo veo las estrellas. Esa zona tardó mucho en cicatrizar. Al final, poco a poco, pude hacer buenos entrenamientos.

-Decides salir en los 15 kilómetros de Massamagrell (9º/46:48) ¿Te precipitaste?

-No creo que me precipitara, ya que estaba entrenando muy bien y no me dolía nada, pero nunca se sabe.

-El caso es que continúas entrenando, aunque cuando avivas los ritmos vuelven las molestias. Nueva visita al Dr. Orava, aprovechando que se encuentra de vacaciones en Málaga…

-Cada vez que hago cuestas o series cortas me duele hasta el punto no poder entrenar, así que nueva visita a Orava hace unos días. Tras una exploración me dice que el bíceps no aguanta el esfuerzo y se rompe. Total, que vuelta al quirófano, pues el bíceps ya se ha roto dos veces y eso que no entreno a tope.

-Tete, con el corazón en la mano ¿Preocupado?

-Claro que estoy preocupado ¡como para no estarlo! Además, ves a compañeros que se retiran por lesiones, como Julio Rey, y eso te hace pensar más de la cuenta. Pero sé que tengo mucha gente que me apoya… mi familia, mi novia, mi entrenador, mi grupo de entrenamiento, que están volcados conmigo, y muchos amigos que me dicen que no lo deje hasta que consiga terminar un maratón, que es mi prueba. Así que les haré caso.

-Mira al futuro ¿En qué piensas?

-En que voy a luchar todo lo que esté en mis manos para volver a ser el que era y en que me voy a retirar cuando yo lo decida y no por las lesiones. Me opero de nuevo para correr en los Europeos de Barcelona y luchar por la medalla de oro.

-Mucha suerte, Tete

-Muchas gracias por acordaros de mí. Lucharé con todas las ganas para estar ahí lo antes posible. Un abrazo muy fuerte.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.