Escribo acojonado, literalmente acojonado, por el desenlace del maratón de Dubai. Nada menos que 17 hombres han bajado de 2.10 en la misma carrera. Se trata de la prueba de 42,195 kilómetros más brillante de todos los tiempos, en la que kenianos y sobre todo etíopes, algunos de ellos prácticamente desconocidos y otros debutantes en la distancia, han conseguido tal calidad y profundidad en sus prestaciones, que uno llega a dudar de la medición de la carrera. Y de más cosas que no mencionaré aquí.

A bote pronto, se me ocurre pensar que antes, y por antes entiendo doce años atrás, hacer 2.09 significaba estar entre los potenciales finalistas de un Mundial u Olimpiada. Ahora significa que debes dedicarte a otra cosa.

La densidad de los resultados de Dubai se percibe en grandes y pequeños detalles. Por ejemplo, el debut de Abebe Dinkesa (26:30.74 en 10.000 metros) en 2.14:33 ha pasado totalmente a un segundo plano, puesto que el etíope ha arribado en el puesto 27, pantagruélicamente relegado por una docena de compatriotas suyos, y por 26 participantes en total. Hendrik Ramaala, a su vez, ha marcado 2.12:12 (19º) en vísperas de su cuarenta cumpleaños.

Las consecuencias inmediatas de esta competición, disputada en la madrugada de hoy -hora española- son evidentes: 1) Haile Gebreselassie lo va a tener muy difícil para disputar los Juegos de Londres porque Etiopía se ha sacado de la manga un puñado de corredores sub 2.06 que no contaban en ninguna quiniela, pero ahora parecen en condiciones de ganar incluso una medalla olímpica; 2) La hegemonía de Kenia en maratón ha encontrado la horma de su zapato en esta nueva generación de abisinios; 3) La revolución femenina del fondo no ha hecho sino comenzar. Las marcas por debajo de 2.20 serán habituales en breve.

Vamos con el top ten de la prueba y con un comentario de cada uno de los agraciados con los más de 1,2 millones de dólares en premios en metálico (desde 250.000 del primero a 10.000 del décimo) que se repartieron en ambas categorías.

HOMBRES (paso por la media: 1.02:22)

1. Ayele ABSHERO (Etiopía) 2.04.23: debutante de 21 años. Ha ganado fácil, fácil en Dubai. Tiene 13:11 en 5.000 metros y 59:42 en media, pero es lo de menos si reparamos en que años atrás fue campeón del mundo de cross junior, que es casi tan complicado como en categoría senior. En 2010 ganó a un lesionado Kenenisa Bekele sobre 15 kilómetros.

2. Dino SEFIR (Etiopía) 2.04.50: tenía hasta hoy 2.10:33 y 59:42 en media. Ni en sus mejores sueños se imaginaba encaramado al nivel a los Mutai, Kipsang, Makau y compañía.

3. Markos GENETI (Etiopía) 2.04.54: probablemente el más conocido de los triunfadores de la jornada. Tiene 28 años, 3:33 en 1.500 y 13:00 en 5.000 metros. En 2011 hizo 2.06:35 en Los Ángeles, no homologados por las mismas razones que se dan en el circuito de Boston. Le queda por delante una prometedora carrera en ruta.

4. Jonathon MAIYO (Kenia) 2.04.56:  llamaba la atención su fantástica marca en media: 59:08. En maratón sólo poseía 2.12:45, que consiguió a medio gas, tras ser liebre durante 30 kilómetros en Rotterdam-2010. Jamás ha corrido en pista. Muy del estilo de Patrick Makau. Ojito con él.

5. Tadese TOLA (Etiopía) 2.05.10: acreditaba 2.06:31 previamente. Parecía en regresión, tras dos años estancado en torno a 2.07.

6. Yami DADI (Etiopía) 2.05.41: hace sólo tres meses corrió en 2.11:04 en Eindhoven. No tiene currículum en pista, ni ha sido internacional jamás.

7. Abdullah DAWIT (Etiopía) 2.05.42: hasta hoy lo mejor que había hecho era un 2.09:42 en Roma, y un correcto 1.00:44 en media. Nada apuntaba a que pudiera bajar de 2.06.

8. Desressa CHIMSA (Etiopía) 2.05.42: el abuelo del día: 36 años. Pacemaker de Wilson Kipsang, por dos veces, en Frankfurt. Su mejor prestación era 2.07:54 precisamente aquí, en Dubai.

9. Seboka TOLA (Etiopía) 2.06.17 : los aficionados le recordarán porque este año corrió el maratón de Sevilla en 2.11:44, su mejor registro hasta hoy.

10. Yemane TSEGAY (Etiopía) 2.06.29 : ha batido su récord por un segundito. Lleva muchos años bajando de 2.10. Al menos en este caso, su marca se ajusta al historial previo.

MUJERES (paso por la media: 1.09:42)

1. Aselefech MERGIA (Etiopía) 2.19.31:  tenía 2.22:38, hechos en Londres, y ha corrido varias veces en España, pero en cross y pista. Se mete en la porra para los Juegos de Londres, donde su sentido táctico puede ser letal.

2. Lucy KABUU (Kenia) 2.19.34: la ganadora de los 10.000 metros de la Commonwealth de 2006 poseía 14:33 y 30:39 en 5 y 10 kilómetros. Vamos, que no era coja. Es la primera vez que termina un maratón.

3. Mare DIBABA (Etiopía) 2.19.52: nada que ver con la ilustre familia Dibaba, ya saben, la de Tirunesh. Acreditaba 1.07:13 en media y 2.23:25 en la distancia de Filípides.

4. Bezunesh BEKELE (Etiopía) 2.20.30: lo mejor que había hecho era 2.23:09. Lleva 5 años bajando de 2.25 en diversas carreras a lo largo y ancho del mundo.

5. Aberu KEBEDE (Etiopía) 2.20.33: había tocado la pista (30:48) y en maratón venía con 2.23:58.

6. Lydia CHEROMEI (Kenia) 2.21.30: ha sido subcampeona mundial de 21,097 kilómetros. Su antigua plusmarca personal, 2.22:34.

7. Sharon CHEROP (Kenia) 2.22.39: lo suyo no constituye una sorpresa. Ya le habíamos visto hacer 2.22:43 en Toronto.

8. Atsede BAYSA (Etiopía) 2.23.13:  de las pocas que se vuelve a casa sin mejorar. Tiene 2.22:04.

9. Mamitu DASKA (Etiopía) 2.24.24: ingresa 12.000 dólares en su cuenta corriente -menos el porcentaje del mánager-, pero sin superar su récord de 2.21:59, logrado el año pasado en Frankfurt.

10. Isabella ANDERSSON (Suecia) 2.25.41: la única europea del top ten de hoy. Corrió el año pasado en Dubai justo dos minutos más rápido.

 

Compartir
Licenciado en Periodismo y corredor practicante (cada vez más lento) a razón de 4/5 días por semana. Ha desempeñado diversas responsabilidades en instituciones públicas, siempre en el área de comunicación, y ha participado en los equipos de prensa de varias campañas electorales autonómicas, nacionales y europeas. Autor del libro "El Derecho a la Fatiga", un estudio sobre el dopaje en las carreras de fondo y mediofondo.

4 Comentarios

  1. ¿Se sobreentiende que hay algo “sospechoso” en que haya habido mucha gente que haya pulverizado sus marcas en una prueba tan mediática y bien remunerada como esta?

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.