Nueva parada de la Diamond League y nueva ración de atletismo de calidad con el punto de mayor interés en el duelo entre Meseret Defar y Tirunesh Dibaba sobre los cinco kilómetros, del que salió victoriosa la segunda con unas últimas vueltas espeluznantes. Otra nota de excelencia la puso el keniata David Rudisha en una nueva exhibición sobre los ochocientos metros, mientras que el español Frank Casañas firmó una buena segunda posición en el lanzamiento de disco con un mejor intento de 65.21 metros.

El fondo mundial está al rojo vivo, y la legión de corredoras de fondo etíopes van paseando su calidad por todas las ediciones de la Diamond League para dejarlo claro. Este fin de semana en Nueva York han sido Tirunesh Dibaba y Meseret Defar quienes han brindado a los aficionados un vibrante duelo sobre los cinco kilómetros, en una carrera táctica sin mando definido hasta los últimos compases. Tras el cómodo liderato de la irlandesa Britton durante buena parte de la prueba, fue la campeona olímpica Dibaba quien viró el rumbo de la nave hacia un último kilómetro absolutamente frenético, acabando de un plumazo con las opciones del resto de participantes y doblegando nada menos que a Meseret Defar. Una carrera extremadamente táctica para las etíopes que prueba tras prueba van perfilando unas Olimpiadas de Londres emocionantes y de mucho nivel. Gran golpe de autoridad también el del keniata David Rudisha, plusmarquista mundial de los ochocientos metros que desplegó su imperial zancada para imponerse en Nueva York con 1:41.74 minutos, a menos de un segundo de su propio récord y demostrando que, a día de hoy, no tiene rival sobre las dos vueltas a la pista. No necesitó más que seguir el elevado ritmo de la liebre local, 49 segundos al paso por el cuatrocientos, y apenas perder un par de segundos con respecto a la segunda vuelta para entrar con tres segundos de ventaja sobre sus perseguidores, una proeza física al alcance de nadie que camine sobre las pistas hoy en día. En la prueba femenina, la etíope Fantu Magiso dio una nueva muestra de calidad, empezando la temporada como una auténtica desconocida y ganando en Nueva York su segunda prueba consecutiva de la Diamond League, y de nuevo en un gran crono de 1:57.48 minutos. A dos meses escasos de las Olimpiadas de Londres, el dominio a nivel de marcas por parte de Pamela Jelimo parece claro, pero ni ella ni Semenya podrán dormirse en los laureles vista la tremenda capacidad competitiva de la etíope Magiso.

FRANK CASAÑAS FUE SEGUNDO EN EL LANZAMIENTO DE DISCO
La participación española vino representada por el lanzador de disco Frank Casañas, que consiguió una muy valiosa segunda posición por detrás del húngaro Zoltan Kovago, en un concurso muy regular coronado por una marca de 65.21 metros en su último lanzamiento. En el resto de pruebas, lo más destacable fue sin duda la victoria del junior Luguelín Santos sobre Jeremy Wariner, así como los 19.94 segundos conseguidos por el holandés Churandy Martina en los doscientos metros.

Consulta aquí los resultados completos de la Diamond League de Nueva York.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.