tariku

Se disputó el domingo pasado, bajo una lluvia pertinaz y sobre un terreno muy embarrado, el tradicional Cross de Llodio, en el que, tanto en categoría masculina como en femenina, se llevaron la victoria los atletas africanos. En hombres el triunfo fue para el etíope Tariku Bekele, hermano de Kenenisa, mientras que en féminas la primera plaza fue para la keniana Linet Masai, de apenas 19 años.

La prueba masculina fue un ir y venir de corredores en las primeras posiciones. Uno de los favoritos, Leonard Komon, fue de los primeros en quedarse atrapado en el barrizal en el que se convirtió la prueba, y no pudo ir más allá de la octava posición. A destacar la actuación del nacionalizado español, Alemayehu Bezabeh, quien lideró la prueba hasta el kilómetro 7, pero tras una caída, perdió contacto con el grupo delantero.

Tras la caída de Bezabeh, Bekele se hizo con el mando de la carrera, imponiéndose en la línea de llegada con un tiempo de 29 minutos y 31 segundos, 25 segundos de ventaja sobre el keniano Vincent Chepkorir. Bezabeh finalmente se rehizo para poder acabar en tercera posición.

En la prueba femenina la victoria de Linet Masai fue prácticamente incontestable. A sus 19 años ya fue bronce en el último mundial de campo a través de Edimburgo. Masai se marchó a las primeras de cambio, y ninguna de las atletas pudo seguir su ritmo. Venció con un tiempo de 25 minutos y 32 segundos, aventajando en 40 segundos a la portuguesa Inés Monteiro. De las españolas, la mejor fue Rosa Morató que acabó quinta.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.