chambers7El velocista inglés y ex campeón de Europa, Dwain Chambers, se ha sincerado hoy en una entrevista concedida en Londres. El atleta fue sancionado por dopaje en el 2003, a raíz del caso BALCO, y por ese motivo, estuvo dos años sin competir, hasta su vuelta a las pistas en el 2006.

En dicha entrevista, Chambers comenta que “gracias a Dios, dentro de lo malo, lograron confirmar mi positivo, ya que, si no hubiera sido así, quizás me siguiera dopando”. Además del daño que podía ocasionar al deporte en general, el velocista inglés va mucho más allá: “cuando me pasó todo, no sabía las repercusiones que todo esto podría traer a mi salud”.

Chambers que, a pesar de volver a la competición en el 2006, no pudo disputar los pasados Juegos Olímpicos de Pekín por la negativa de la Asociación Británica Olímpica, concluía afirmando que “puse en riesgo todo el trabajo que había hecho desde los 14 a los 22 años. La gente me miraba mal y aquello no fue para nada agradable”.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.