liu-xiang22

Toda China vive prácticamente pendiente del estado físico de uno de sus grandes deportistas, quizás el más idolatrado, junto con el baloncestista Yao Ming. Los gestos de dolor del corredor Liu Xiang antes de comenzar su participación en los Juegos, en el momento en el que iba a tomar parte en su primera carrera, provocaron la alarma social en todo el país. El campeón del mundo y olímpico de los 110 metros vallas tiene el tendón de Aquiles roto, y el período de baja oscila entre los seis meses y un año, aunque existen augurios que no saben con certeza si Liu Xiang podría volver a correr.

China vivió aquel día de la lesión de su máxima estrella como uno de los momentos más amargos quizás de la historia actual de su deporte. A pesar de haber conseguido por primera vez en su historia ocupar la primera plaza en el medallero olímpico, el desgarro que sufrió en el momento de la lesión de Xiang sigue haciendo mucho daño entre los chinos.

Los médicos chinos no quieren que la alarma y el pesimismo se disparen. En los últimos días intentan dar mensajes siempre con un claro contenido positivo: “Su lesión es curable, no hay motivo para la retirada del corredor”. A pesar de todo, el temor se ha apoderado del gigante chino. Una de sus máximas estrellas, quizás la que más, puede decir adiós a su carrera deportiva.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.