Bekele

Frase de la semana

“I’m a marathon runner now” (ahora soy un maratoniano).

Vídeo de la semana

http://www.youtube.com/watch?v=1JALp77mHs4

Vídeo del maratón de París.

El excitante futuro de Kenenisa Bekele

Kenenisa Bekele lograba firmar un extraordinario debut en el maratón de París después de lograr parar el crono en 2h05:03, récord del circuito, sexto mejor debutante de la historia y, a sus 31 años, la mejor marca de un debutante de más de 30 años sobre la mítica distancia de los 42.195 m (el mejor registro sigue estando en manos de Kimetto, que firmaba 2h04:16 en Berlín 2012).

La prueba pasó a la historia por su llegada con Geoffrey Mutai y en la que todo el mundo pudo comprobar que no hizo el esfuerzo suficiente para vencer a su amigo y compañero de entrenamientos, por lo que es un registro que podía estar por debajo de las 2h04′ si esa carrera hubiera tenido otras circunstancias. La marca de Bekele tampoco pasará a ser la mejor de un debutante en 2014 ya que Tsegaye Mekonnen lograba correr en 2h04:31 en Dubái. Pero es evidente que el registro de Bekele tiene más valor que el de su compatriota: Dubái es un circuito totalmente plano y con solo cuatro curvas en todo el recorrido, con interminables rectas que lo consagran -dejando a un lado el aspecto psicológico de tener que correr sin espectadores y con esas largas rectas- como el circuito más rápido del mundo.

Con su triunfo se abren las especulaciones para saber cuál será su siguiente reto. Todo parece pensar que, siendo un atleta de Nike -y por lo visto en los pasados años-, su próxima competición serán los 10.000 m del Prefontaine en Eugene (EE.UU). Sin embargo, parece evidente que, por su edad y por la perdida de velocidad en los últimos años, su futuro está en la maratón y todo hace indicar que esta será la prueba elegida por Bekele de cara a los JJ.OO de Río 2016.

En estos dos años previos a Río, Bekele podría correr unas tres o cuatro maratones: otoño 2014, los dos de 2015 y, presumiblemente, primavera 2016. De respetarle las lesiones y de cumplir esta hoja de ruta, llegaría a los JJ.OO con suficiente experiencia para realizar un buen maratón olímpico.

En estos maratones se espera que intente mejorar su registro de París y, con toda seguridad, intentará acercarse al récord del mundo de Wilson Kipsang. El día del récord no fue un día perfecto ya que tuvieron mucho viento y Kipsang acabó fortísimo, lo que hace presumir que es un récord que durará poco. Kimetto, Geoffrey Mutai, Eliud Kipchoge y Emmanuel Mutai son otros atletas que han estado relativamente cerca de ese registro y bien podríamos sumar a otros como Makau, que no atraviesa una buena racha, y el siempre regular Kebede. Y, por si fuera poco, asoman la cabeza jóvenes valores como Lesisa Desisa, Geoffrey Kipsang y Tsegaye Mekonnen, atletas de enorme potencial y que no sabemos hasta dónde llegarán.

En maratón, a diferencia de otras pruebas del programa atlético, hay varios atletas en disposición de batir el récord del mundo pero hay un elemento añadido además de calidad en los atletas: hay que tener un buen circuito.

Maratones con buenos recorridos hay muchos: Dubái, Róterdam, Ámsterdam, Fráncfort, Berlín, etc. Pero que ese maratón tenga capacidad económica para atraer a las grandes figuras ya es harina de otro costal.

Si tomamos el ránking mundial, podremos comprobar que 7 de las 11 mejores marcas que se han hecho en la historia han sido en Berlín y que sólo 5 maratones en el mundo pueden presumir de tener el récord de su prueba por debajo de 2h04:30: Berlín, Fráncfort, Chicago Dubái y Róterdam. Maratones del nivel de Londres no han logrado tener ningún atleta por debajo de 2h04.30 (el récord de la prueba es de Emmanuelle Mutai con 2h04:40), lo que demuestra que el circuito es primordial pero también lo es la capacidade económica de la prueba para poder atraer a los grandes de la especialidad.

Esto reduce extraordinariamente las posibilidades de elección de los atletas. De los maratones con atletas de menos de 2h04:30, solo Berlín y Chicago tienen capacidad económica para conseguir llevar a las grandes figuras. Fráncfort o Róterdam pueden atraer a uno o dos de esos top mundiales pero reducen las posibilidades. Dubái es un maratón perfectamente llano y con un recorrido inmejorable pero, al no haber fijos de salida, las grandes estrellas deciden no competir allí. Al tener grandes premios, por clasificación, hace que sea el maratón preferido para debutantes pero no hay atletas consagrados que decidan ir a competir allí. Se pueden hacer grandes registros en Dubái, el nivel medio es extraordinario, pero el récord del mundo es muy complicado por la ausencia de esa élite.

Los maratones de otoño con capacidad económica para la contratación de Bekele son Berlín, Chicago y Nueva York. El maratón de Nueva York parece descartado para Bekele ya que es una prueba excesivamente dura. Bekele, que ya ha tenido problemas musculares en París, podría pasarlo realmente mal en un circuito tan duro como Nueva York, por lo que los otros dos maratones con capacidad para contratar a Bekele serían Berlín y Chicago.

En los últimos años, el maratón de la capital alemana ha llevado a cabo una política de contratación que se basa en pocas figuras pero del máximo nivel. Normalmente, tres son los elegidos, pero con la intención clara de atacar el récord del mundo. Ése es el objetivo claro de la organización y para ello no escatiman ni en recursos ni en condiciones: buenas liebres, buenas condiciones, excelente circuito, gran ambiente, etc.

Wilson Kipsang será de la partida casi con toda seguridad ya que es el vigente campeón, un seguro de vida y, además, viste Adidas, patrocinador de la prueba. Kimetto tiene todos los visos de defender título en Chicago. Así que la elección de Bekele traerá consigo su primer enfrentamiento directo en maratón con algunos de los superclase de la distancia.

Mark Milde, director del maratón de Berlín, dijo después de la carrera de Bekele en París qu le había sorprendido gratamente su actuación y que está en la parte alta de la lista para contratarlo. Por su parte, Jürgen Lock, gerente de SCC Events y organizador de la maratón de Berlín dijo: “Bekele encajaría perfectamente en Berlín. Es un gran chico. Nuestro objetivo es cerrar un primer listado después de los maratones de abril, para mayo o junio”.

Su paso al maratón lleva a una comparativa con su gran antecesor en el reinado del fondo mundial, Haile Gebreselassie. En el Campeonato del Mundo de París 2003 se produjo el relevo y el joven Bekele destronaba al que era, hasta esa fecha, el monarca de las largas distancias. Esa carrera ponía fin a su reinado y se producía un relevo generacional con Bekele. Curiosamente, ha vuelto a ser París el lugar elegido por Bekele para inciar su nuevo proyecto en la ruta.

Las comparaciones entre ambos siempre han sido una constante. Ambos han conseguido grandes logros en la pista pero la diferencia, hasta ahora, era que Gebreselassie nunca había destacado en cross, mientras que Bekele era una incógnita en el maratón. Su actuación en la Great North Run, en la que vencía a Farah, hacía pensar en una buena adaptación a la ruta, pero otra cosa son los 42.195 m del maratón. La respuesta dada por su cuerpo ha sido positiva pero no todo ha sido un camino de rosas ya que en los kilómetros finales tuvo calambres que le hicieron llevar su mano izquierda al muslo en el kilómetro 32, lo que puede ser una simple anécdota en la primera vez que afrontaba la maratón, o un hecho relevante si esta circunstancia se volviera a repetir.

Las condiciones en París fueron perfectas, poco viento y con una temperatura que rondaba los 10ºC, condiciones que suelen ser muy alejadas de los maratones olímpicos celebrados en el mes de agosto. En el caso de Río con el agravante de la humedad que afecta terriblemente el desempeño de los fondistas.

Las marcas entre ambos están muy igualadas en cuanto a pista, 12:39.36 de Haile en Helsinki 1998 está muy próxima a los 12:37.35 de Hengelo 2004 de Kenenisa y, en el 10.000, Gebreselassie tiene 26:22.75 realizado en Hengelo en 1998, que también está muy cercano a los 26:17.53 de Bekele en Bruselas 2005, pero en maratón se vuelven las tornas. En estos momentos, están a favor de Gebreselassie que tiene 2h03:59 por los 2h05:03 de Bekele.

La comparativa, por tabla internacional, los sitúan en un arco muy similar. Esta sería la suma de puntos que obtendrían si sumamos el 5000, el 10.000 y el maratón.

  • Haile Gebreselassie: 1286 (12.39.36) + 1287 (26:22.75) + 1272 (2h03:59) = 3.845 puntos.
  • Kenenisa Bekele: 1294 (12:37.35) + 1295 (26:17.53) + 1252 (2h05:03) = 3841 puntos.
  • Paul Tergat: 1247 (12:49.87) + 1278 (26:27.85) + 1254 (2h04:55)= 3779 puntos.
  • Eliud Kipchoge: 1259 (12:46.53) + 1244 (26:49.02) + 1270 (2:04.05) = 3773 puntos.

Otro punto interesante es comprobar hasta dónde podría llegar Bekele. En 10.000 y 5000 alcanzó por tabla internacional 1295 y 1294 puntos que equivaldrían a 2h02:45 en maratón, pero parece que su nivel actual no es el de antaño, por lo menos en pista.

De hecho, lleva desde 2011 sin bajar de 27 minutos en el 10.000 y el año pasado fracasó en su intento de entrar en el equipo de Etiopía que acudió al Campeonato del Mundo de Moscú. A sus lesiones se le sumó una perdida de velocidad en su regreso a la pista. Esto hizo que acumulara derrotas durante todo el 2012 en diferentes jornadas de la Diamond League.

En un estudio realizado por Ken Nakamura se puede ver la evolución de marcas del ránking mundial de debutantes en la maratón. Del trabajo estadístico de Nakamura se pueden destacar varios hechos significativos: el primero es que los nueve primeros son registros conseguidos desde 2010 hasta la fecha y el segundo es que de los once primeros, solo dos, Dennis Kimetto y Eliud Kipchoge, han logrado mejorar su registro desde su estreno en la distancia (este hecho tampoco es que sea muy relevante ya que muchos de ellos llevan pocos maratones en sus piernas y lo lógico es que, con el tiempo, mejoren sus registros, atletas como Desisa han competido muy bien después de estreno pero los circuitos y las competiciones en la que corrió no fueron las mejores).

De los grandes atletas que proceden de la pista y se han pasado al maratón, la progresión ha tenido diferentes caras. La mejora de Tergat fue de 3.20 desde su primer maratón a su marca personal (de 2h08:15 a 2h04:55), Gebreselassie llegó a mejorar 2.36 (de 2h06:35 a 2h03.55) y Moses Mosop no ha mejorada nada desde que corrió en 2h03:06. El registro del atleta keniano se consiguió, en parte, gracias a las condiciones favorables del viento en el maratón de Boston de 2011. Eliud Kichoge solo lleva dos maratones pero ya ha mejorado 1.25 ( de 2h05:30 a 2h04:05). Wanjiru también hizo pista pero su cambio a la ruta fue siendo muy joven y, consecuentemente, no siguió los pasos de los atletas mencionados.

Kenenisa Bekele se mostraba muy satisfecho por su prestación parisina aunque reconocía que fue muy duro, que llegó a tener calambres y que lo pasó mal fundamentalmente desde el kilómetro 33 al 37. El registro de Bekele en París fue en solitario desde el kilómetro 26, sin rivales de consideración y en un circuito no perfecto, así que veremos lo que nos depara el futuro. Ahora es el turno de Farah en una prueba totalmente distinta, con el mejor elenco de maratonianos posible.

Bekele hizo una contrareloj en solitario. Farah, por bien que lo haga, tendrá acompañantes hasta el final.

Más en Foroatletismo | El debut de Bekele en maratón.

Foto | AFP

1 Comentario

  1. Es una grandísima incógnita lo que puede hacer Kenenisa a partir de ahora (y bien que nos gusta especular con ello, xD).

    Personalmente, descarto totalmente que tenga alguna opción de siquiera atacar su WR de 10.000m en pista. Simplemente, y pese a que muchos pueden considerar un sacrilegio esta afirmación, no le veo capaz.
    El problema es lo de siempre, que si elige ciertas opciones, se descarta para las demás. Si va a Berlín, y busca la machada, descartamos, obviamente, Chicago y NY. Y lo mismo si va a cualquiera de estas dos. La única posibilidad podría ser (y creo que ya sería forzar mucho) que lo intente tanto en Berlín como en Dubai, atraído por los inmensos bonus de este nuevo maratón.
    A título personal, mi sensación es que irá a Berlín. Si no es así, apuesto por Chicago. En ambos lados montarían una carrera como la que creo que debe buscar Kenenisa para aspirar a una marca: sin mucho primer espada (dos, a lo sumo tres), y con una carrera que gire en torno a ellos, totalmente centrada en la marca (al contrario de lo que va a ser Londres, diría yo).

    Un gran artículo, como siempre Óscar. Un abrazo.

    http://www.soy-cobarde.blogspot.com

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.