Isinbaeva

La rusa Elena Isinbaéva hizo pública la noticia que llevaba tiempo barruntándose: deja el atletismo temporalmente para descansar física y, sobre todo, anímicamente. Sus dos últimos fracasos en los Mundiales de Berlín al aire libre (ningún salto válido), y de Doha en pista cubierta (cuarta y, por tanto, fuera del pódium) le han hecho tomar esta dura decisión.

La zarina decide colgar la pértiga justo unos meses después de recibir el Premio Príncipe Asturias de los Deportes. Incansable trabajadora, en los últimos tiempos la plusmarquista mundial no era la invencible atleta que encandilaba al público que asistía a la competición y que la seguía por la televisión. Invencible como ella era el tenista suizo Roger Federer, que declaró hace unos meses, cuando empezó a perder más partidos de lo habitual, que había “creado un monstruo” donde sólo le valía ganar. Algo parecido le ha ocurrido a la rusa. Todo lo que no fuera ganar, era un fracaso, y dos en tan sólo unos meses son muchos para alguien como ella.

Las declaraciones que ha realizado la pertiguista son tan contradictorias que en un momento habla de “no renunciar a los Europeos de Barcelona” y en otro momento comenta que el descanso pueda ser de “un año”. Está todo tan reciente que habrá que dejar pasar un tiempo. No obstante, ante ella y su trayectoria sólo cabe decir bolshoe spasibo (muchas gracias en ruso).

 

Foto obtenida de www.as.com

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.