Entrevista a la selección española de pista cubierta

Publicado por 10/03/10 - 14:06

Seleccion_española

Nos acercábamos al aeropuerto de Barajas a despedir a la selección española que viaja al Mundial de Qatar, pero por un momento nos pareció que nos encontraríamos con la selección inglesa. Con puntualidad británica, todos los expedicionarios habían pasado el control de pasaportes y metales. Eran las 09:05 y los más rezagados en colocar sus cosas en las mochilas eran el vallisoletano Álvaro Rodríguez y, curiosamente, el leonés Sergio Sánchez. Decimos ‘curiosamente’ porque el de Ciñera de Gordón va con el objetivo a Doha, no sólo de no llegar el último, sino de ser el primero.

Como queremos despedir uno a uno a nuestros representantes antes de embarcar, hablamos por teléfono, pero viéndonos a través del cristal, con Álvaro. A pesar de su juventud (es del año 1987) demuestra una mesura siempre destacable. Se muestra cauto pero “con ganas de estar en la final”. Y aparte del favoritismo de kenianos y etíopes, apunta a Diego Ruiz como una posible sorpresa. “Está un escaloncito por encima del resto de españoles” nos comenta.

Tras hablar con Álvaro, aprovechamos para llamar a Jesús España. El atleta de Valdemoro llega en  un momento dulce a esta gran cita. El bueno de Jesús (y en su caso no es una frase hecha) va pasando su teléfono para que podamos charlar con todos los y las atletas que podemos. Cuando acabamos de hablar nos dice con cierta sorna “está ardiendo el móvil. Esto que te he conseguido vale mucho dinero”. Hablando de dinero, en este deporte en el que se sufre de la ‘medallitis’, término acuñado por el único campeón del mundo que hemos tenido bajo techo, el leonés Manolo Martínez (no contamos los Juegos Mundiales de 1985), el primer puesto es el único que parece importante para los medios y su (escasa) cobertura mediática. Precisamente el paisano de Manolo Martínez, Sergio, va con el objetivo de llevarse el oro. No le teme a nada, ni a nadie. Parece que con la baja de Kenenisa Bekele se abren sus posibilidades de llevarse la medalla más dorada, aunque ni mucho menos será un camino fácil.

La rumorología con Sánchez funciona fantásticamente. Suenan y suenan voces que hablan sobre él, en muchos casos sin ningún fundamento. Uno de los últimos rumores que nos había llegado era el de un entrenamiento en su frío León que consistía en un 1500 metros. Su tiempo, se hablaba, de 3:36. “¿Es verdad?”, le preguntamos. Y por lo que nos responde es verdad, pero a medias. “No lo hice en León. Allí sería imposible. Fue en la pista cubierta de Oviedo y el tiempo fue de 3:36 largos…”. Claro, de un atleta que le ha dado la vuelta a nuestro deporte (con su último giro en Valencia en 27.7s para hacer 7:32.41 es normal), pues un 3:36 entrenándose no impresiona… ¡pero es que es la mejor marca española (oficiosa) del año! Desde luego con Jesús y él tenemos la mejor dupla posible para correr el 3000.

En el 1500, tras hablar con Álvaro Rodríguez, charlamos con Diego Ruiz. Siempre con la sonrisa en la boca, es el hombre tranquilo. No aparece en ninguna quiniela como posible medallista dentro de nuestra selección (sólo se habla de Sergio y Natalia Rodríguez, y en un segundo escalón Jesús y Ruth Beitia), pero podría ser la gran sorpresa. No hay que olvidar que es el actual subcampeón de Europa en pista cubierta, sólo superado por el portugués Rui Silva (bronce en los JJ.OO. de Atenas’04). Nada más acabar su actuación en el mitin de Valencia (3:37.86 allí), hablábamos con él en zona mixta. A pesar de estar contento nos decía que se notaba “atrancado”, pero también se mostraba “satisfecho por haber corrido rápido”. Era una buena señal. Si era capaz de correr en buenas marcas yendo atrancado (había corrido en 7:52.86 un 3000 unos días antes en Stuttgart), en cuanto afinara iría todo mucho más rodado. “Los últimos entrenamientos han ido muy bien” asevera. Si corre como debe, y no recibe más golpes de los estrictamente necesarios, Diego podría subirse al pódium. Ojalá que tanto él como Álvaro estén en la final. El listón lo tienen muy alto del último Mundial con Higuero 3º y Casado 4º. Defiende título el etíope Deresse Mekkonen.

Bajando aún más de distancia nos encontramos con los representantes del 800. Uno de ellos, como Diego Ruiz, es el subcampeón continental bajo techo. Hablamos de Luis Alberto Marco. Le acompañará, en su debut en la selección absoluta, David Bustos. El balear viene a “aprender y coger experiencia”. No se le puede exigir nada. Y más en pista cubierta donde su juventud (tiene 19 años) le impide correr libremente siempre sujeto a codazos. Deberá aprender, y el Mundial es un buen lugar para ir cogiendo poco a poco esa veteranía. Nos dice que el atleta que ganó a Marco en los Europeos de Turín’09, el ruso Borzakovskiy, no asistirá. “Mejor, ¿no?”, le cuestionamos. “Si te digo la verdad -nos dice- me hubiera gustado correr con él”. Aleccionado ya está el campeón de España, Luis Alberto, que afirma “no descarto estar en la final”. “¿Y mejorar el 5º puesto de otro andaluz, Juan de Dios Jurado, en Moscú’06?” le preguntamos. “Eso sería fantástico” nos contesta el sevillano. Es tan sumamente bueno en pista cubierta (4º y 2º en los dos últimos Europeos) que no se le puede descartar. Su veloz final merece una final. Y también que Bustos llegue lo más lejos posible.

Bajamos a la mitad de distancia, y hablando de velocidad charlamos con el riojano Santiago Ezquerro. “Me gustaría rebajar mi marca personal” nos pronostica. “¿Entre 46.60-46.70 te gustaría estar?”, le preguntamos, a lo que nos responde que “ese sería el objetivo”. Al contrario que los atletas de 60, 800, 1500 y 3000, él irá solo en su prueba. “Es una lástima que no venga Mark Ujakpor. Ha tenido problemas antes del Nacional”. Desde luego que tal y como estaba Mark, hubiera sido precioso tener a dos representantes en los 400 metros.

Sí habrá dos en los 60m con Ángel David Rodríguez e Iván Mocholí. El objetivo de éste es “mejorar marca. Tengo 6.69 de este año y 6.68 de mejor marca de siempre”. En una décima menos espera estar Ángel David. “Con el sistema clasificatorio, es factible estar en semifinales, y si se pudiera bajar de 6.58 (récord de España de Venancio José Murcia), habría incluso opciones de estar en la final”. Pero como él mismo ha comentado alguna vez, es una prueba que es una lotería, donde la salida es muy importante. El madrileño apunta al inglés Chambers como uno de los grandes favoritos. “Él prepara muy bien los campeonatos”. Mocholí nos confesaba que “apenas he mirado la lista de inscritos”. Lo importante es que el valenciano corra al máximo de sus posibilidades.

Felipe Vivancos, que como Ezquerro irá solo en su prueba ante la renuncia de Quiñónez, será nuestro representante en el 60 vallas. El ibicenco antes del Nacional se mostraba bastante confiado. Va peldaño a peldaño. Para todos es una alegría verle en el Mundial. Quiñónez y él serán una gran pareja en el 110 vallas de cara a Barcelona’10.

La chica de oro

Entre las mujeres, sobresale la figura de Natalia Rodríguez. Con su perenne sonrisa, nos tranquiliza: “la gripe que me impidió ir al mitin de Valencia ya está superada. He hecho unos buenos entrenamientos”. Como rivales, “me encontraré con las etíopes (Burka entre ellas) y la rusa (Alminova)”. “¿Y Jamal, Natalia?”. “He oído que no va” nos contesta. En principio la baharaní, campeona mundial en Berlín, está entre las inscritas, pero da tanta confianza Natalia que tanto si va como si no, la tarraconense aspira a todo.

A todo aspira también la invencible este año Ruth Beitia. Como habla por teléfono con su madre en ese mismo momento, la entretenemos mínimamente. Se muestra “con confianza”. “¿Rivales? Las de siempre -se ríe-. Vlasic que está en otra galaxia, Friedrich y la otra alemana (Kröger) y la rusa Shokolina”. Las atletas que nombra, y ella misma, son las que han superado el listón por encima de 2 metros o más. Si las galácticas Vlasic y Friedrich les da por saltar, Ruth deberá aspirar a un valioso bronce, pero ya ganó a Vlasic en los Europeos de Turín. ¿Qué pasará en Doha? Será uno de los momentos culmen para los intereses españoles, pero como ya dijimos hace algunas fechas, haga lo que haga la cántabra, en Santander deberían hacerle un monumento de dos metros. Así la gente sabría lo que es capaz de saltar su paisana.

Un salto hacia adelante quiere dar nuestra representante en el 800, la oscense Elian Périz (sin tilde en la ‘E’, pero que a veces pone ella para que no la llamen Elián). “Quiero hacer menos de 2:02.50 que es la mínima para Barcelona’10, y los últimos entrenamientos me indican que estoy para ello”. A ambición poca gente le gana a la atleta de Binéfar. Siempre da todo lo que tiene en la pista.

Por último, en los 60m, nuestra velocista Digna Luz Murillo espera mejorar su salida y confirmar las pretensiones de su entrenador, Manuel Pascua (junto a ‘Mery’ Guerrero) y estar “por debajo de 7.30”. Precisamente ese tiempo, pero en minutos, es el muro que cree que puede batir Sergio Sánchez en la prueba de 3000 metros (entre los españoles, sólo Isaac Viciosa lo ha conseguido al aire libre). En un Mundial es poco probable, ¿pero se imaginan que ganara el oro rompiendo esa barrera? Estaremos atentos. ¡Suerte a todos y a todas!

Leer más sobre:   Atletismo de éliteEntrevistasAtletismo nacional

Queremos saber tu opinión

Debes estar registrado para poder comentar en Foroatletismo.com

¿No eres aún foroatleta? Regístrate