Nuria Fernández vivirá en unos días sus terceros Juegos Olímpicos después de competir en Sydney en el año 2000 y Atenas en 2004; y también sus últimos: “No me veo luchando para ir a Río”. La atleta madrileña del C.D. Nike Running, se encuentra ya totalmente recuperada de una lesión que le ha llevado por la calle de la amargura esta temporada. “Tanto el Doctor De Lucas como Ángel Basas, el fisioterapeuta de la Federación,  han hecho un trabajo sensacional con mi rodilla. Desde el primer momento trabajamos duramente con la recuperación, lo que me permitió a los pocos meses participar en el campeonato nacional de cross”

Con la tranquilidad de saber que ya tenía la mínima A de 2011, se ha concentrado desde su recuperación en buscar el mejor estado de forma para la semana de los Juegos Olímpicos. La pupila de Pablo Marín ha bajado las últimas semanas drásticamente el volumen de kilómetros e intensificado los trabajos con series más rápidas y ritmos de potencia aeróbica. “No soy de entrenos impresionantes, lo importante es poner el foro en lo que haces cuando compites”.

Su objetivo para Londres es realista: “Para mi ser finalista olímpica (estar entre las ocho primeras) es algo que me llenaría plenamente. Conseguir una medalla medalla es algo muy complicado”. También se moja con la actuación que tendrá el atletismo español en el evento y cree que no nos iremos con las manos vacías: “Yo creo que una medalla, hay atletas que nos permiten tener ilusión”. Y después de los Juegos, Dios dirá: “Llevo mucho trabajo acumulado y no se como tendré el cuerpo”. Aún así, Nuria a sus 35 años lucha por superarse día a día y no tiene tan claro que tocase techo en 2010 ganando el Campeonato de Europa en Barcelona: “La ilusión es lo que hace que una crea que tiene algo mejor por hacer, yo espero que ese sea mi caso”.

Desafortunadamente, los dos últimos años no han sido los mejores para Nuria después de las acusaciones de dopaje que le salpicaron por la Operación Galgo: “No tengo muy claro hasta qué punto llegaron a afectarme las acusaciones. Hubo momentos en los que me dio mucha energía para luchar, fue mi combustible. Por otra parte, también te das cuenta de lo dura que es la vida y del lado mas feo de la condición humana“.

2 Comentarios

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.