EUSEBIOEFE

Pero un cohete tabla-tierra. El alicantino se ha clasificado para la final de salto de longitud del mundial de Moscú de la forma más brillante posible: 8.25 metros en su primer intento y al hotel. Eusebio está para medalla, ni él mismo (humilde donde los podamos encontrar) lo niega, y este salto deja unas sensaciones inmejorables de cara a la final del viernes. Allí sus grandes rivales serán los que marcaba ya el guión: el ruso Menkov, el mejicano Rivera y un sorprendente Mokoena, además de un imprevisible Sebastian Bayer y el estadounidense Phillips.

LOLI CHECA, A LA FINAL DE 5.000

Otra española que se ha clasificado brillantemente para la final es Dolores Checa, la doble mamá que ha corrido de forma inteligente su semifinal de 5.000 metros para conseguir un pase por tiempos a la final. Allí la valenciana tendrá que verse las caras con demasiadas atletas africanas, de manera que un buen objetivo realista para ella sería estar en plazas cercanas a la de finalista.

‘CHUSO’ SIGUE SIENDO EL REY

Sigue siendo el mejor de los 50km marcha, y no se cansa de demostrarlo. Chuso García Bragado, veinte años después de su medalla de Stuttgart, ha cumplido y se ha sacado de la chistera un duodécimo puesto. Marchando, como siempre, de menos a más y consiguiendo la mejor marca española del año (3h44m44) en su, atención, undécimo mundial. Buena actuación también del resto de españoles, con Claudio Villanueva en décimo octava posición con nueva marca personal, y José Ignacio Díaz en el puesto 34.

SIN ESPAÑOLES EN LA FINAL DE 1.500

Los 1.500 metros no darán una alegría este año a los españoles. Ni David Bustos ni Natalia Rodríguez, nuestros únicos representantes de la distancia en el campeonato, han conseguido pasar a sus respectivas finales.

Foto | EFE

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.