Olympics Day 13 - Athletics

La carrera no podía ser más emocionante y el escenario no podía ser mejor: en los 800 metros del mítico Prefontaine Classice, en medio del ‘TrackState’ en el que se ha convertido Oregón, el recordman mundila David Rudisha volvía a la competición, y lo hacía rodeado de sus grandes rivales. Mohammed Aman, Adam Kszczot, Nijel Amos y Abubaker Kaki. No faltaba ninguno, y sólo faltaba saber lo que podía hacer Rudisha. Como en sus mejores tiempos, ha salido echándole el aliento a la liebre y cogiendo los mandos de la carrera con su tremenda estatura. Todo actitud, todo pundonor, y quemando las naves. Pero le ha faltado competición en la última recta, y ha sido Nijel Amos (1:43.63) el que se ha impuesto, por delante de Aman y dejando a Rudisha (1:44.87) en séptima posición.

No ha ganado, pero da igual: saben que es el ochocentista más rápido de la historia, y ha vuelto para reclamar su cetro.

Una reunión Prefontaine que ha dejado dos grandes noticias para los españoles: la cántabra Ruth Beitia ha sido tercera con 1.99 metros, mejor marca de la temporada de largo y rindiendo a su mejor nivel ante las que serán sus rivales por el oro en Zurich: Anna Chicherova, que hoy imparable ha ganado con 2.01 metros, y la polaca Kaspryzca (1.99 hoy). La discípula de Ramón Torralbo se ha sacudido de encima de un plumazo las malas sensaciones que había dejado en sus primeras competiciones de este verano, saltando 1.97 metros a la primera y consiguiendo su marca de la temporada rozando los dos metros por debajo.

IMG_6734

La otra buena noticia la ha puesto el aragonés Toni Abadía, quien siguiendo la estela de un ejército de africanos en los 5.000 metros ha conseguido una marca de 13:30.91 minutos, que no sólo supone una nueva marca personal para el discípulo de José Luis Mareca sino que supone mínima para el próximo europeo de Zurich. El que fuera campeón de Europa junior de 3.000 obstáculos ha hecho su carrera, en una prueba de locos ganada por el keniata Caleb Ndiku con 13:01 (sorprendiendo como siempre), ganando nada menos que a todo un Bernard Lagat. Gran carrera del aragonés,

JUSTIN GATLIN (9.76) LANZA OTRO RETO A LOS JAMAICANOS

Fue campeón olímpico hace diez años nada menos, después tuvo que pagar por sus amoríos con el dopaje, y ha decidido que a sus 32 años va a sacar a relucir su mejor versión. El estadounidense Justin Gatlin ha ganado el Classic Prefontaine, en su casa, ante su gente, batiendo el récord de la reunión con una superioridad insultante, una profesionalidad envidiable y una marca de 9,76 segundos sólo empañada por el fuerte viento anti reglamentario de 2,7 m/s. Parece que el atleta de EEUU ha centrado sus esfuerzos este año en la Diamond League, y salvo aparición de última hora de algún Usain Bolt o Yohan Blake parece que nadie le va a quitar los diamantes este verano. Resultados muy interesantes en esta ventosa carrera con su compatriota Michael Rodgers segundo con 9.80 segundos y el francés Jimmy Vicaut tercero con 9.89 segundos. Para rematar, en un alarde de carisma, las redes sociales han tardado minutos en inundarse de ‘selfies’ de asistentes al PreClassic con el héroe local.

https://www.youtube.com/watch?v=ZplQwhhgzfY

SOULEIMAN SE LLEVA LA VICTORIA MÁS DESEADA

Por muchos récords mundiales que se puedan batir en este PreClassic, ninguna victoria tiene tanto valor para los estadounidenses como la milla masculina: la prueba que rinde culto a la figura de Steve Prefontaine y su bigote, un mito que acabó abruptamente en 1975 en un accidente de coche, con 24 años y considerado como uno de los grandes favoritos para los Juegos Olímpicos del año siguiente. Ha sido el campeón mundial, Souleiman, quien ha honrado la memoria de ‘Pre’ ganando con una grandísima marca de 3:47 en la milla, fundiendo los plomos nada menos que a Asbel Kiprop con un ataque de trescientos metros y metiéndose de cabeza en el top-10 de la milla.

En la carrera nacional de la milla, hoy le ha rendido homenaje Leo Manzano, subcampeón olímpico de 1.500 metros en Londres, imponiendo su potente e irregular sprint sobre sus compatriotas.Y para terminar de desatar la locura entre el público asistente, récord EEUU en las dos millas. Ha sido Shannon Rowbury, bronce mundial en los 1.500 metros de Berlín’09, llegando cuarta en una carrera rápida por delante de un triplete de africanas. Ha ganado la keniata Mercy Cherono, que viene de batir el récord mundial de 4×1500 en Bahamas, quien ha ganado la prueba imponiendo su sprint en los últimos 200 metros.

MARTINOT PASA LAS VALLAS, EL RESTO LAS ATRAVIESA

Exhibición técnica del francés Pascal Martinot-Lagarde en el PreClassic con la baja de última hora del recordman mundial Aries Merrit. El galo se ha sacado la espina de su descalabro en el mundial de Sopot, ganando con 13.15 segundos a nada menos que David Oliver y a su gran rival Shubenkov: una exhibición de su técnica, haciendo honor al término “pasar” aplicado a las vallas, en contraste con el “salto” o el “a través” que han practicado el resto de atletas

EMMA COBURN VUELVE A PONER FIRMES A LAS AFRICANAS

No quisieron sorpresas esta vez las africanas: en cuanto la estadounidense Emma Coburn ha salido tirando, se han puesto detrás para que no pasara lo que en Shanghai, y se la han comido en la última vuelta. Después de toda la carrera tirando, la estadounidense ha visto cómo la etíope Sofía Assefa, bronce olímpico y mundial, se hacía con la victoria (9:11.39 minutos), con Coburn en tercera posición con una nueva marca personal de 9:17.84 minutos, llegando por delante de una armada de africanas. Además, la rubia espigada de Colorado no se descuelga de la lucha por el título final de la Liga Diamante: primera Assefa con 6 puntos, pero segunda Coburn apenas un punto por detrás. Y se unió a la orgía estadounidense Jenny Simpson, haciendo sudar a las keniatas en los 1.500: la americana ha sido cuarta después de cargar con el peso de la prueba hasta la última recta, consiguiendo una buena marca de 3:58.28 con la imbatible Hellen Obiri (KEN) ganando, después de haber doblegado a la todopoderosa Genzebe Dibaba en los comienzos  de esta Diamond League. Cuatro atletas por debajo de los cinco minutos, nada menos.

Y si Teddy Tamgho presume de ser el más chulo de los pasillos de triple, está claro que el estadounidense Will Claye no se queda corto. Sin quitarse la gorra ha ganado el concurso de triple salto con una buena marca de 17.66 metros que le colocan como mejor atleta del año, arengando a la grada, corriendo por la pista y dejando con un palmo de narices al campeón mundial indoor, el ruso Adams Lyukman (17.29).

AGÓNICA VICTORIA DE KIRANI JAMES ANTE LASHAWN MERRIT

Pique de libro en los 400 metros lisos que ha hecho sudar al encargado de la photo-finish. El joven Kirani James se ha impuesto por milésimas ante el estadounidense Lashawn Merrit, gran favorito, ambos con la misma marca de 43.97 segundos, lo que da una medida de la igualdad de la prueba. El fuerte viento ha marcado una carrera igualadísima en la que el joven de Granada ha metido un poco más la cabeza que el estadounidense en la misma línea de meta, levantando al público del asiento y dando la vuelta a todas las quinielas.

DIDAC SALAS, MÍNIMA PARA ZURICH

El Meeting de Palafrugell ha dejado una buena noticia: Didac Salas ha dejado de ser la gran promesa de la pértiga española para pasar a ser la gran realidad de esta prueba en nuestro país. El joven catalán, que acaba de cumplir los 21 años, ha ganado la prueba con una marca de 5.60 metros que además de suponer un nuevo registro personal también supone la marca mínima para el próximo Campeonato de Europa de Zurich. Concurso impecable del culé, campeón de España indoor este invierno, que ha saltado esta altura en su primer intento para después intentarlo sin éxito sobre 5.70 metros, un registro que le coloca como noveno español de todos los tiempos, empatado con el aragonés Javier Gazol. Esto significa que España tiene ahora mismo dos atletas con mínima de pértiga para Zurich: Didac Salas e Igor Bychkov. Su hermana Cora (junior) ganaba la longitud por la mañana con un buen salto de 6.33 metros, aunque con viento excesivo.

El salto de Didac Salas ha sido el resultado más tangible de una reunión con buenas marcas pero lastrada por el viento: después de una jornada de mañana con unas marcas delirantes con el protagonismo de vientos no reglamentarios (10.30 de Eduard Viles y 11.55 de Estela García en cien metros, por ejemplo), lo más interesante ha venido de la mano de Jackson Quiñónez  (13.87 segundos, cerca de la mínima), de Carlos Tobalina en peso (19.44 metros) y de Mario Pestano en disco (60.00 metros). Además, la aragonesa Cristina Espejo ha conseguido una interesante marca de 4:19.85 minutos en solitario en los 1.500 metros, acompañando otra victoria interesante, la de la mediofondista toledana Irene Sánchez-Escribano en obstáculos con 10:19.33 minutos. En triple salto, la culé Debora Calveras ha saltado unos buenos 13.74 metros, mientras que Berta Castells ganaba el martillo con 66.74 metros.

ALBERTO SÁNCHEZ, OTRA MÍNIMA EN 5.000 METROS

En el capítulo de buenas noticias, otra mínima para Zurich: la de Alberto Sánchez Pinilla en 5.000 metros con 13:33.28 minutos en Bélgica en el que ha participado una decena de españoles.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.