31

La tarde del jueves trae de las peores noticias que pueden poblar las páginas de actualidad deportiva: el saltador avilesino Yago Lamela, según informa La Nueva España, ha sido encontrado muerto en su domicilio en torno a las seis de esta tarde, sin que se hayan esclarecido todavía las causas del fallecimiento.

La muerte del exatleta asturiano llega después de varios años de lucha contra la depresión, e incluso una época de ingreso en el Hospital San Agustín de su localidad. Poco después de abandonar el centro psiquiátrico, en una entrevista a El Correo, el asturiano señaló que “Estuve chungo, pero me he recuperado y voy a luchar”. Habló entonces de cómo las lesiones habían acabado con su carrera deportiva y de cómo no había podido retomar sus estudios en Estados Unidos. Fuentes de su entorno destacan que en los últimos tiempos se le podía ver por la pista de atletismo, aparentemente bien.

La carrera atlética de Yago Lamela es, sin duda, una de las más laureadas del atletismo español: siete veces campeón de España entre 1998 y 2004, batió diez veces el récord de España de longitud hasta dejarlo en unos impresionantes 8.56 metros en pista cubierta y aire libre. Ganó 7 medallas internacionales entre campeonatos del mundo de aire libre (2º en Sevilla’99 y 3º en París’03), campeonatos de Europa al aire libre (3º en Munich’02), europeos de pista cubierta (2º en Viena’02). Y, por supuesto, en los mundiales de pista cubierta: su subcampeonato en Maebashi’99, donde con un colosal salto de 8.56 metros puso en apuros a todo un Iván Pedroso y haciendo saltar las bujías de la garganta de los comentaristas:

Su gran espina fue seguramente no haber podido rendir a su mejor nivel en los Juegos Olímpicos de 2004, debido a las lesiones que mermaron su actuación después de haber hecho su mejor año deportivo. Desde sus incios en el atletismo destacó por su impecable técnica en el salto de longitud, una calidad admirada hoy en día por expertos y aficionados. Durante su carrera deportiva militó en varios clubes asturianos además del Chapín y el Valencia Terra i Mar. En su etapa junior también rindió a un excelente nivel en triple salto.

4 Comentarios

  1. Una pena que nos deje de esta manera, haber que día alguien desde las diferentes federaciones deportivas ponen un gabinete psicológico, de orientación o apoyo.
    Son muchos los grandes atletas que una vez finalizada su carrera se ven sin futuro y recurren al camino triste de apartarse de en medio por no sentirse útiles.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.