hadadiport

Es subcampeón olímpico de lanzamiento de disco está “en guerra” con la federación iraní de atletismo. Ehsan Hadadi ha anunciado que no representará a Irán en competición internacional, empezando por los mundiales, por la falta de inversión en atletismo.

Ehsan Hadadi se siente abandonado. Tan abandonado que ha anunciado que no vestirá la bandera iraní en los próximos mundiales de Moscú. En declaraciones al diario turco Öhtuleht, el subcampeón olímpico de lanzamiento de disco lo explicaba a la perfección: “Cuando gané la plata en los Juegos Olímpicos de Londres, todo el mundo estaba contento. Ahora no quieren darme dinero”. El discóbolo iraní denuncia que la federación de su país no invierte en su carrera: “Antes tenía un entrenador y un masajista, ahora no tengo nada”. Su decisión es clara: sólo participará en la Diamond League, pero no vestirá la camiseta de Irán.

hadadi

La medalla de plata conseguida por Hadadi en los Juegos Olímpicos de Londres supuso un momento histórico para el deporte de Irán: la primera presea olímpica conseguida nunca por este país. Ehsan Hadadi llevaba por aquel entonces unos cuantos años avisando de que cualquier día podía plantarse en un podium olímpico: ya había sido bronce en los mundiales de Daegu, tenía una mejor marca de 69.32 metros desde 2008 y en su momento fue brillante campeón mundial junior. En Londres tuvo una sólida actuación que llevó la bandera de Irán por primera vez a un podium olímpico.

Las alarmas sobre el descontento de Hadadi con su federación empezaron a saltar cuando en octubre del año pasado, después de los Juegos de Londers, el lanzador viajó a los Estados Unidos para iniciar su preparación de cara a los mundiales de Moscú en verano. Comenzó a entrenar con el alemán Wolfgang Schmidt, pero ahora el lanzador señala que no tiene medios para poder pagarle.

¿Dejará Ehsan Hadadi escapar una medalla en Moscú? Lo tiene claro: “Sí, que se la quede otro”.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.