El sector europeo de lanzamientos puede presumir de ser el de más nivel del mundo, con atletas del viejo continente siempre copando las primeras plazas de mundiales y Olimpiadas y ostentando casi la totalidad de las plusmarcas mundiales del sector. En Helsinki, casi todas las pruebas de lanzamientos contarán con grandes duelos y destaca especialmente el nivel de los competidores alemanes, encabezados por un Robert Harting que buscará su primera corona europea en la capital finlandesa.

EL RUGIDO DEL DISCÓBOLO HARTING

Si hay un tipo que intimida en los círculos de lanzamiento de disco, ese es Robert Harting, el hombre que celebra sus triunfos al más puro estilo Leónidas, rasgándose las vestiduras y mostrando que lanzar setenta metros no es moco de pavo, nena. Llega a Helsinki como claro favorito, habiendo superado por fin la mítica barrera de los setenta metros con sus 70.66 de Turnov, con el británico Lawrence Okoye a dos prudenciales metros de distancia y el veterano Gerd Kanter en los últimos coletazos – los más peligrosos siempre – de su vida deportiva. La victoria de Harting parece inevitable, pero los nuestros sí que tendrán una oportunidad para traerse un buen puesto a casa: Frank Casañas, que ya ha superado los 67 metros esta temporada, deberá rendir al máximo para estar en la lucha por las medallas, lo mismo podría decirse de Mario Pestano. La prueba femenina se plantea, por su parte, como un interesante duelo entre la joven croata Perkovic, con un rendimiento de alto nivel y muy regular a lo largo de la presente temporada, y la alemana Nadine Müller, lideresa del ránking europeo con 68.89 metros. La subcampeona del mundo buscará en Helsinki su primer título europeo, pero tendrá que vérselas con una Perkovic que no ha hecho sino ganar todo en lo que ha competido esta temporada, que apenas ha lanzado unos centímetros menos que ella y que a sus veintidós años ya tiene que defender su título europeo de Barcelona.

DAVID STORL PRINCIPAL FAVORITO EN EL PESO

La juventud se ha convertido en un grado para el alemán David Storl, que exhibiendo un descaro impropio del sector de lanzamientos con sus veintiún años es principal favorito al título de lanzamiento de peso, merced de sus 21.88 metros conseguidos esta pista cubierta, los mismos que le valieron el subcampeonato mundial en Estambul. El título parece destinado a quedar colgado del cuello del alemán, ausente el polaco Majewski, con su compatrita Ralf Bartels y al portugués Marco Fortes como grandes candidatos a pelear por las plazas del podio. Mucho más abierta parece la competición femenina, ausente la lideresa mundial del año Nadzeja Ostapchuk pero con Olesya Sviridova, rusa de progresión meteórica este año, su compatriota Tarasova y la alemana Kleinert muy igualadas en la lucha por un oro que a día de hoy no tiene una candidata clara. Será una muy buena oportunidad para que la murciana Úrsula Ruiz vuelva a asaltar el récord nacional y la barrera de los dieciocho metros, registro que podría meter a la lanzadora en la final.

ELÉCTRICO DUELO EN EL MARTILLO: HEIDLER VS WLODARCZYK

Pocas son las disciplinas que hoy en día tengan un récord mundial tan cambiante y volátil como el lanzamiento de martillo femenino: la plusmarquista mundial Bettie Heidler se verá las caras nuevamente con la polaca Anita Wlodarczyk. La historia de agravios deportivos entre ambas tiene su punto álgido en un récord mundial que ostentaba la polaca hasta el año pasado, cuando Heidler lanzó unos espectaculares 79.42 metros en su tierra, tras haberle negado a Wlodarczyk el título europeo en Barcelona y desbancándola de la nómina de plusmarcas. En el presente año, ha sido la alemana la que ha rendido a mejor nivel, merced de sus 78.07 metros de la Golden Spike de Ostrava, mientras que Wlodarczyk no ha alcanzado aún su mejor nivel, llegando a Helsinki con unos discretos 75.60 metros. Aparece el húngaro Krisztian Pars como favorito al título europeo, subcampeón mundial en Daegu que esta temporada ya ha lanzado el martillo de siete kilos hasta unos buenos 82.28 metros, pero seguido de cerca por el bielorruso Pavel Kryvitski, que también ha roto la barrera de los ochenta metros este año, sin olvidar al checho Melich y a un Javier Cienfuegos que de volver a batir el récord nacional podría tener posibilidades de colarse en la final europea. Destaca en el lanzamiento de martillo la ausencia de las dos grandes revelaciones de la prueba esta temporada, el veterano bielorruso Ivan Tsikhan, acreditado en ochenta y seis metros nada menos, que vuelve a la alta competición tras cuatro años de inactividad y su compatriota Aksana Miankova, ambos líderes del ránking mundial.

OPORTUNIDAD DE ORO PARA ÖBERGFOLL EN JABALINA

Hay trenes que pasan sólo una vez en la vida, y Christina Öbergfoll tendrá una oportunidad única en Helsinki para coronarse por fin como campeona de Europa, en ausencia de las también favoritas Barbora Spotakova y María Abakumova pero seguida de cerca por la ucraniana Vira Rebryk. La alemana, que completa así la envidiable armada de lanzadores germanos, está acreditada por encima de los setenta metros y ya ha sido medallista olímpica y mundial, por lo que tendrá en Helsinki la oportunidad de oro para conseguir la única presea que se le ha resistido durante todos estos años en la élite, acompañada siempre por dos de las mejores lanzadoras de la historia. La prueba masculina tendrá un nuevo duelo nórdico entre un Andreas Thorkildssen que poco a poco va cogiendo la forma y un Tero Pitkamaki alejado de su mejor momento: un duelo que posiblemente quede relegado a un segundo plano si el checho Vitezslav Vesely ejerce galones de favorito y se decide a conseguir su primera medalla internacional tras dominar el ránking mundial de la temporada con sus 88.11 metros de los Bislett Games de Oslo. Prueba muy abierta la del lanzamiento de jabalina, siempre sujeta también a los caprichos del viento, que en categoría masculina es la única que no cuenta con un atleta alemán como favorito al título europeo.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.