lopez

Si no cambian mucho las cosas, Miguel Ángel López será nuestra mejor baza en el mundial – junto con Ruth Beitia – y ha querido demostrarlo en Castellón antes de irse para Font Romeu a seguir cocinando una medalla. Sin grandes aspavientos, y frenado por algunos avisos, el murciano se ha proclamado campeón de España de 10.000 metros marcha con una marca de 39:15.61 minutos, un ensayo en solitario de lo que le espera en Pekín. A un ritmo inviable para el resto de rivales, López ha protagonizado un monólogo para quedarse muy cerca de su registro personal.

La sorpresa en la única final de la mañana de domingo ha llegado por detrás: otro murciano, Benjamín Sánchez, se ha hecho con la plata en un último kilómetro trepidante por delante de otros dos componentes de la selección española (Álvaro Martín, tercero, y Diego García Carrera, cuarto), con la diferencia de que Sánchez competirá en el mundial sobre los 50 kilómetros. Pinchazo en los metros finales de Diego García, cuyo objetivo en esta carrera – hasta que el calor ha hecho acto de presencia – era batir el récord mundial junior de la distancia. Varios marchadores han reclamado, una vez más, que su prueba sea ubicada en una zona más bondadosa del horario  y no a las diez de la mañana con el sol castellonense haciendo justicia sobre sus gorras.

Una prueba en la que ha competido toda la selección española para Pekín: López, Martín y García de los 20 kilómetros y Benjamín Sánchez (2º), ‘Chuso’ García Bragado (10º) y Francisco Arcilla (5º).

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.