El panameño Irving Saladino y la keniata Pamela Jelimo han cumplido con los pronósticos que los hacían favoritos en sus respectivas modalidades para hacerse con la medalla de oro. Saladino ha dominado la prueba de salto de longitud, mientras que Jelimo, con tan solo 18 años, ha hecho lo propio en los 800 metros femeninos.

El campeón del mundo, Irving Saladino, se adjudicó la prueba de salto de longitud con un salto de 8,37, acompañándole en el podio el sudafricano Mokoena, con 8,24, y el bronce para el cubano Camejo con 8,20. El español Luis Felipe Meliz acabó séptimo, con sus 8,07. La marca de Saladino es la más corta de los últimos campeones olímpicos.

Por su parte Pamela Jelimo conquistó el oro en los 800 femeninos, después de una gran segunda vuelta al estadio, marcando un tiempo de 1:54.87. La plata fue la también keniata Jepkosgei, y el bronce para la marroquí Hasna Benhassi. Tras unos primeros 400 metros de control, Jelimo se puso en cabeza, donde ya no soltó la primera plaza hasta el final. La mítica mozambiqueña, María Mutola, fue quinta.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.