kwambai

Una de las más conocidas carreras populares del mundo, la San Silvestre de Sao Paulo, celebró ayer por las calles de la ciudad su 84 edición. Con una buena temperatura de 28 grados y más de 20.000 atletas en disputa, la prueba fue de dominio africano, con la victoria del keniano James Kwambai en hombres y la etíope Ayalew Yimer en féminas.

Con esta victoria, Kwambai cierra un buen año, después de haber ganado el Medio Maratón de West Virginia, y ser segundo en el Maratón de Berlín que propició el récord del mundo de Haile Gebrselassie. La prueba suponía un mano a mano entre él y su compatriota Evans Cheruiyot, ganador este año del Maratón de Chicago. Al final Kwambai se impuso con un tiempo de 44 minutos y 42 segundos, 34 segundos mejor que Cheruiyot. El podio lo cerró el también keniata Kiprono Chemwolo.

En categoría femenina la victoria fue para la etíope Ayalew Yimer, que este año obtuvo la tercera posición en los Campeonatos Africanos de 10.000 metros. La carrera comenzó con el ritmo de la corredora de Tanzania, Sarah Ramahdan, que fue cediendo su puesto hasta que en el kilómetro 8, Yimer dio el tirón definitivo, que la llevó a meta con un tiempo de 51 minutos y 37 segundos.

A 51 segundos de la vencedora entró la brasileña Fabianne Cristine da Silva, y 20 segundos más tarde su compatriota Marily Dos Santos. La prueba sirvió también para la despedida definitiva del maratoniano brasileño Wanderlei Cordeiro, bronce en Atenas, que será recordado por aquel atleta al que derribó un individuo cuando afrontaba en solitario los últimos kilómetros de aquella maratón.

 

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.