Juanma Molina y Eugenio Barrios cuelgan las zapatillas

Publicado por 22/05/12 - 0:19

Desde las más altas cumbres de la élite hasta las prácticas más populares, las vidas atléticas tarde o temprano siempre tocan a su fin, algunos  por decisión propia y otros menos afortunados acosados por las implacables lesiones. Juanma Molina, uno de nuestros más laureados marchadores, y el mediofondista Eugenio Barrios, dejando tras de sí dos carreras de éxitos, méritos, derrotas, triunfos y, en definitiva, atletismo.

Corría el año 1.995, y la marcha española vivía la resaca de una de tantas épocas doradas de los walking-racers nacionales: tres años antes, Daniel Plaza había llevado a nuestra marcha a la máxima categoría mundial con su título olímpico de Barcelona, y Valentín Massana conseguía una valiosa plata en los veinte kilómetros de los mundiales de Gotemburgo, mientras que Jesús Ángel García Bragado, nuestro incombustible Chuso, surcaba una de tantas cosechas de medallas internacionales y Paquillo Fernández comenzaba a asomar la cabeza entre la élite. Ese mismo año, un joven murciano, de apenas dieciséis años, se proclamaba campeón de España cadete en cinco kilómetros marcha, sin saber que había recorrido apenas una cuarta parte de la distancia que tantas alegrías daría a la marcha española. Este murciano, que por aquel entonces ya vestía una camiseta del Athleo Cieza que no se quitaría en toda su carrera deportiva salvo para vestir la Roja, es Juan Manuel Molina, Juanma para los amigos, que por fortuna o por desdicha en el mundo del atletismo somos todos. El paso de Juanma por las categorías menores fue en clave absolutamente arrolladora: campeón de España juvenil y junior en la distancia de diez kilómetros, tanto en ruta como en pista, llegó a ser cuarto en el Mundial Junior de Annecy, en 1.998, y campeón de Europa sub 23 tres años más tarde en Amsterdam, ahora ya sobre la distancia de sus amores, los veinte kilómetros marcha. Si algo diferenció a Juan Manuel Molina de la gran mayoría de marchadores que despuntan en categorías inferiores fue su rápida adaptación desde el principio a los veinte kilómetros, distancia en la que daría tantísimas alegrías al atletismo nacional años más tarde. Se instaló cómodamente por debajo de las 1:22 horas en los veinte kilómetros y en 2.005 llegó la puntilla dorada que merecía tener en su palmarés: el bronce mundialista de Helsinki.

http://www.youtube.com/watch?v=JXivP08eIZA

 A sus treinta y tres años, lastrado por las lesiones y agotados sus cartuchos por la pelea para poder estar en las Olimpiadas de Londres, Juan Manuel Molina cuelga las zapatillas tras haber aportado muchísimo a la marcha española, no sólo a nivel de éxitos internacionales (un bronce europeo, otro mundial y su quinto puesto en las Olimpiadas de Atenas son sólo una pequeña parte de su extenso currículum deportivo), sino también a nivel humano: un grandísimo marchador que ha hecho valer el trabajo, el esfuerzo y el sacrificio aún teniendo que compartir asfalto con grandísimos marchadores, siempre competitivo y siempre luchando hasta el último aliento. Un grandísimo marchador que, además, dio el pistoletazo de salida a la tan prolífica cantera de marchadores murcianos del Athleo Cieza, de donde hemos visto salir a Benjamín Sánchez o a Miguel Ángel López, entre otros. Molina, que anunció su retirada de manera oficial ante los medios en la Universidad Católica de Murcia, declaró que “lo mejor es cerrar este ciclo y comenzar con nuevos retos con el deporte como elemento dinamizador de mi vida”. Lo que es seguro es que el deporte no olvidará a Juan Manuel Molina como un elemento dinamizador de la suya.

UNA APENDICITIS FUERZA LA RETIRADA DE EUGENIO BARRIOS
Quien también ha tenido que tomar la difícil decisión de colgar las zapatillas ha sido el toledano Eugenio Barrios, corredor de medio fondo que exibió su calidad y descaro en los ochocientos metros desde muy joven y que a pesar de sus grandes registros no consiguió rubricar su carrera con una actuación internacional a la altura de su nivel. Barrios, que tenía por objetivo abandonar el atletismo tras ser olímpico este año en Londres, tuvo que ser ingresado de urgencia tras el Campeonato de España Universitario de campo a través, viendo muy mermadas sus posibilidades internacionales este año. A sus treinta y cinco primaveras, el de Quintanar de la Orden cuelga las zapatillas dejando al atletismo una gran marca de 1:44.84 minutos, de los mejores registros de la historia de España, y dos medallas en los Juegos del Mediterráneo que se encargarán de que su nombre nunca desaparezca de los ránkines nacionales de mediofondo. Y eso, en España, es mucho decir.

Consulta aquí la biografía completa de Juanma Molina.

Consulta aquí la biografía completa de Eugenio Barrios.

Leer más sobre:   Atletismo de éliteAtletismo internacionalAtletismo nacional

Queremos saber tu opinión

Debes estar registrado para poder comentar en Foroatletismo.com

¿No eres aún foroatleta? Regístrate