El sevillano Kevin López ha batido el récord de España de ochocientos metros en la Diamond League de Mónaco, con una gran marca de 1:43.74 segundos que mejora en una décima el anterior récord, en posesión del utrerano Antonio Reina. Espectacular carrera de Kevin López haciendo gala de un magnífico final y mostrando sus credenciales de cara a la cita olímpica de Londres.

Kevin López ha dejado de ser el futuro de los ochocientos metros españoles para convertirse en el presente, corriendo de manera impecable en Mónaco y ascendiendo en un suspiro de 1:43.74 minutos al puesto del español más rápido de la historia en la distancia. Ya venía avisando el discípulo de Paco Gil que podía armar un ataque a la plusmarca de Antonio Reina en cualquier momento, y ha sido en la Diamond League, ante los mismos ojos que le verán pelear en Londres, donde lo ha conseguido. Kevin ha salido conservador, a cola de grupo pero sin perder de vista a una cabeza de carrera que seguía el ritmo endiablado de la liebre, y ha hecho honor a su mote de “pies calientes” en la recta para adelantar posiciones y llegar cuarto a meta. Y récord de España, uno de esos que hasta hace un par de temporadas se nos antojaba imbatible. 1:43.74 minutos para Kevin López – por los 1:43.83 que ostentaba Reina, a quien le ha faltado tiempo para felicitar al nuevo recordman a través de Twitter – que confirman la meteórica progresión de un atleta que arrasó en categorías menores y ahora es el español más rápido de la historia.

También ha competido a muy buen nivel en esta edición de la Diamond League el vallisoletano Álvaro Rodríguez, corriendo de manera inteligente de menos a más en los mil quinientos metros y consiguiendo una marca de 3:34.50 minutos, quedándose en tierra de nadie en la última vuelta y con la sensación de poder dar un mordisco de algunos segundos a esa marca en la que se ha mostrado muy regular a lo largo de la temporada.

Consulta aquí los resultados de la Diamond League de Mónaco.

3 Comentarios

  1. Creo que ya yo aprendiendo algo de atletismo: me ha bastado ver el estilo de los los corredores durante los primeros compases de la prueba, para saber quien iba a ganar la carrera.

    Y he acertado!!! 🙂

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.