beitia

Ruth Beitia se ha quitado – y nos ha quitado – el mal sabor de boca que se nos quedó después de rozar las medallas en Praga: en un nuevo alarde de veteranía y calidad, la cántabra se ha impuesto en la Diamond League de Roma con una magnífica marca de dos metros en salto de altura. Una victoria con significado especial, no sólo por la marca, sino por haber ganado también a las mejores del mundo y a las que le disputarán las medallas en Pekín: Vlasic, Kuchina, Chicherova, Trost y Licwinko. Ninguna ha podido con el empuje de la española que empieza su particular oposición a campeona del mundo.

La tarde ha empezado bien para los españoles que han viajado hasta la Diamond League de Roma: el sevillano Kevin López ha terminado los 800 metros con una marca de 1:45.59 segundos, lo que supone mínima para el próximo mundial de Pekín. El mediofondista español ha seguido la estela de la cabeza en una carrera muy rápida, ganada por Mohammed Aman por delante de Nigel Amos con un gran registro de 1:43.56. López ha sido undécimo. Además, el madrileño Jesús España también ha conseguido la mínima en 5.000 metros con 13:22.92 minutos, mientras que Toni Abadía se quedó a las puertas con 13:28.35, marca personal.

BORJA VIVAS PINCHA EN ROMA

Por su parte, el malagueño Borja Vivas no tuvo su mejor día y se quedó a un puesto de la mejora con una discreta marca de 19.72 metros, en una competición ganada por el alemán David Storl (21.46) por delante del estadounidense Jordan Clarke (21.28). Marieta Jover fue octava en el salto de longitud con una marca ventosa (+2.9 m/s) de 6.48 metros, arriesgando en todos sus saltos para conseguir una buena marca, de tal manera que sus otros cinco intentos fueron nulos.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.