Geoffrey Kipsang, sorprendiendo a los favoritos, ganó el Cross de Itálica. Por su parte, la atleta Linet Masai se alzó con el título de campeona como si de una venganza se tratara.

Un campeón del mundo por otro

Kipsang, que venía a sustituir a un campeón del mundo, finalmente salió como campeón absoluto oficiosamente. Aguantó en carrera de forma inteligente sin dar una zancada más de las necesarias hasta que vio la meta.

En la última vuelta mantuvo un brillante duelo con el otro keniata, Albert Rop (que por cierto es otro joven valor del atletismo keniata), que se incorporó a la prueba a última hora. Con el tercer puesto se hizo el ugandés Moses Kipsiro, que no pudo con la maldición de Trajano. 4º el otro joven que se estrenó ayer en los cross nacionales: Geffrey Kirui, 6º un increíble Ayad Lamdassem, que venía de ganar en Edimburgo y supo plantar cara a los africanos, llegó a la meta extenuado y recogió pronto para irse a Marruecos y hacer una parte de la preparación para el maratón, prueba en la que se va ha centrar a partir de ahora.

11º el gran favorito, Leonard Komon, que tenía la oportunidad de romper la maldición de Trajano (no ganar tres veces seguidas en este cross).

Javi Guerra gana protagonismo

Javi Guerra de forma brillantísima consiguió un 12º (32:01), y 13º otro gran Juan Carlos Higuero, que entró en meta con un Jesús España y un Carlos Castillejo (los tres en 32:08) en una gran forma física, manteniendo una intensa lucha contra los africanos.

Linet Masai flotó por la pista

Faltaba mencionar que en Sevilla ayer llovió de forma espectacular, empezando a las 10 de la mañana y sin dar un momento de tregua, así que aunque se juntaron barro, agua y pista peligrosa, Linet quería triunfos. Además los quería a lo grande, y si es ante la rival, su compatriota Vivian Cheuriyot, que una y otra vez la ha ganado en el último momento, mejor que mejor.

‘Flotó’ como nunca, escapándose desde el primer meto del circuito. Por detrás, Vivian Cheruiyot se refugió trás Wude Ayetet, esperando llegar al alcance de su compatriota que nunca llegó, el grupo iba viendo poco a poco como la gacela se alejaba cada vez más. Cheruiyot al final hizo un segundo puesto ganándole en el sprint a la etíope Wude Ayelet. 4ª su hermana Hiwot Ayelet.

Y las nuestras…

Destacar la gran carrera que hizo Diana Martín (27:32) con un 10º puesto, pues con un principio de temporada muy irregular está llegando en una gran forma al final. Lidia Rodríguez (27:48), 11ª, es otra de las destacadas que hizo otra gran carrera, está muy bien en este final de temporada. Sonia Bejarano (27:58), habitual estos años por delante en el pelotón, resucitó en Sevilla con un brillante 12ª, y por último, Alessandra Aguilar dio otra lección de coraje, tomando la cabeza desde el principio de la carrera y llegando 13ª con un tiempo de 27:59.

Más info en Fundación ANOC.

1 Comentario

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.