APPHOTO_ANJANIEDRINGHAUS

Era una de las pocas cosas que le quedaban por probar a Bernard Lagat, y ha pasado la prueba con un notable. El estadounidense de origen keniata ha debutado en media maratón con una marca de 1:02.33 horas, un registro discreto a nivel internacional pero de gran relevancia si tenemos en cuenta que este veterano corredor ha sido el único capaz de toserle a Hicham El Gherrouj en 1.500 metros… hace ya más de una década. La prueba ha sido ganada por el keniata Wilson Kipsang en una nueva cabalgada por delante del italiano Daniele Meucci rozando la barrera de la hora y un minuto, la primera carrera en ruta en Nueva York desde que el huracán Katrina obligara a suspender la maratón.

Bernard_Lagat_photo1Bernard Lagat, uno de los mejores mediofondistas de la historia del atletismo, ha dado el salto a la ruta y la media maratón, y lo ha hecho con calidad: una marca de 1:02.33 y un duodécimo puesto en la media maratón de Nueva York que dicen mucho de las posibilidades de este inagotable y multiusos veterano en el asfalto. Lagat, que atesora innumerables medallas interancionales en 1.500 y 5.000 metros, supo seguir el tren de una carrera táctica finalmente dominada por Wilson Kipsang, vencedor en meta con un registro discreto de 1:01.02 horas. La carrera, sin liebres, salió en Central Park lanzada por el canadiense Rob Watson a un ritmo asequible para un grupo de casi treinta corredores en la cabeza: incrustados en ese pack estaban Lagat, probándose al paso por los kilómetros, el también debutante Leonard Korir y el italiano Daniele Meucci, junto con Kipsang, viajando a un tren cómodo.

La carrera transcurrió sin mayores sobresaltos hasta que Kipsang decidió marcharse en pos de la victoria y romper la carrera en el kilómetro 15. Se mantuvo firme ante el ataque final del italiano Daniele Meucci, llegando primero con un tiempo de 1:01.02 horas, mostrando un gran estado de forma de cara al próximo London Virgin Marathon. Por detrás, Meucci se hizo con la segunda plaza en un apretado sprint con Dathan Ritzenhein “Ritz”, estadounidense que lideró a los perseguidores durante buena parte de la carrera. En la duodécima posición llegó un sorprendente Bernard Lagat, con 1:02.33 horas, un atleta que no se cansa de reinventarse y tras haberlo ganado todo en los 1.5000 y 5.000 metros parece decidido a afrontar nuevos retos. En su cuenta de twitter, el fondista estadounidense se ha quejado del frío pero ha señalado que “ha sido duro, pero me he divertido en este nuevo reto”.

La clasificación femenina terminó con la keniata Caroline Rotich dando continuidad a su victoria de 2011 con una marca de 1:09.09 horas.

Foto | Anja Niedrinhaus (AP Photo)

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.