IMG_7224

No es una competición normal, no es un año normal, y por eso levanta tanta expectación. Este fin de semana la capital bahameña de Nassau acoge una competición atípica, y precisamente por eso muy esperada: el primer mundial de relevos de la historia. Los mejores velocistas del mundo tendrán que combinar sus fuerzas para vencer en este campeonato que, en un año sin mundiales ni Juegos Olímpicos, más que un campeonato parece un caramelo o un capricho para los caribeños, estadounidenses y africanos que no tienen nada que hacer después de dos años compitiendo al 120%.

Los cuatro atletas que hacen el ganso en la fotografía que preside este texto no son otros que los integrantes del relevo estadounidense que batió el récord mundial de 4×400 en los últimos mundiales de Sopot. Una ‘cucaracha’ de cuatro jóvenes desconocidos que ilustra a la perfección el espíritu del campeonato que llega este fin de semana: nuevo e impredecible. En un año sin mayores atracciones que la Diamond League, americanos, africanos y caribeños han puesto toda la carne en el asador: estrellas como Shelly-Ann Fraser-Pryce y Yohan Blake (Jamaica), Shanya Richards y Lashawn Merritt (Estados Unidos), Blessing Okagbare (Nigeria), Dwain Chambers y Richard Kilty (Inglaterra) o Cristophe Lemaitre y Jimmy Vicaut (Francia). Campeones mundiales, europeos y olímpicos entre los que se cuela alguna estrella fugaz como el junior japonés Kiryu.

IMG_7171

Y mucho mediofondista, que aquí hay 4×800 y 4×1500. Los polacos Marcin Lewandowski y Adam Kszczot tendrán que vérselas con un ejército que tiene toda la pinta de ser la gran revelación del campeonato: los keniatas. Cuando los relevos son de 4×100, los estadounidenses miran a los atletas de Kenya por encima del hombro, pero eso no va a suceder en Nassau. Silas Kiplagat, Asbel Kiprop, Janeth Jepkosgei, Eunice Sum, Mercy Cherono o Hellen Obiri son algunos de los nombres que hacen de la selección de Kenya un auténtico lujo. Estudiemos algunos datos que hacen de este campeonato, con permiso del europeo de Zurich, una de las citas más interesantes del año:

UNA RISTRA DE CAMPEONES EUROPEOS, MUNDIALES Y OLÍMPICOS

En definitiva, que estos mundiales de relevos son muy jugosos, más aún en un año sin mundiales ni Juegos Olímpicos, y nadie ha querido escatimar en esfuerzos para poder decir que fue el primer campeón mundial de relevos. Un dato revelador: están inscritos 20 campeones mundiales y europeos y varios plusmarquistas mundiales en pruebas de relevos. Entre ellos, algunos que hemos citado anteriormente y otros como Lalone Gordon, Chris Brown, Verena Sailer o la británica Christine Ouhurougu, además de uno de los componentes del 4×400 estadounidense de Sopot.

 

RÉCORDS MUNDIALES DE RELEVOS

4×100

Hombres: 36.84 (Jamaica-2012)

Mujeres: 40.82 (Estados Unidos-2012)

4×200

Hombres: 1:18.68 (Santa Mónica Track Club-1994)

Mujeres: 1:27.46 (United States ‘Blue’-2000)

4×400

Hombres: 2:54.29 (Estados Unidos-1993)

Mujeres: 3:15.17 (USSR-1988)

4×800

Hombres: 7:02.43 (Kenya-2006)

Mujeres: 7:50.17 (USSR-1984)

4×1500

Hombres: 14:36.23 (Kenya-2009)

Mujeres: 17:08.34 (Universidad de Tennesse-2009)

 

 

LA FIESTA CARIBEÑA DE LOS RELEVOS

Otro aspecto curioso de estos atípicos mundiales de relevos es la importante presencia de equipos de países caribeños que normalmente no tienen protagonismo en las competiciones internacionales: además de los consabidos Trinidad y Tobago (Marc Burns), Puerto Rico (Javier Culson) o República Dominicana (Luguelín Santos), en Nassau saltarán a la pista los combinados de Bermuda, Bahamas, las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Caimán y Barbados.

ESPAÑA HUELE A RÉCORDS

Otro asunto es la delegación española: acudiremos a Nassau con con tres equipos masculinos (4×200, 4×800 y 4×1500) jóvenes y que huelen que apestan a récord de España. El relevo corto estará compuesto por Adrià Burriel (20.82), Óscar Husillos (21.17 indoor), Iván Jesús Ramos (20.79) y Sergio Ruiz (20.51). El de 4×800 tendrá nada menos que al plusmarquista nacional Kevin López (1:43.74), a su escudero Luis Alberto Marco (1:45.14), a la revelación Alejandro Rodríguez Pritchard (1:45.97) y a Francisco Roldán (1:47.19). Por último, el relevo más largo estará compuesto por Carlos Alonso (3:37.77), Alberto Imedio (3:37.68), Adel Mechaal (3:36.78) y Álvaro Rodríguez (3:34.10). Las medallas son, como en todos los mundiales, bastante complicadas pero los chicos del 4×800 tienen especial buena pinta, con permiso de los todopoderosos polacos, ya que ningún otro país lleva a sus primeros espadas en esta prueba y nosotros sí. Además de pisar el podium, el objetivo de nuestros equipos estará en batir los récords españoles, que en algunos casos ya tienen unos cuantos años:

4×200

1:23.69 (Selección española: Juan José Prado, Isidoro Hornillos, Javier Arques, Antonio Sánchez) 1986

4×800

7:16.99 (Selección española: Miguel Quesada, José Manuel Cerezo, Juan de Dios Jurado, Eugenio Barrios) 2006

4×1500

14:46.16 (Larios Moratalaz: Anacleto Jiménez, Manuel Pancorbo, Alberto García, Isaac Viciosa) 1997

 

En distancias en las que los cambios de testigo no precisan de una técnica tan precisa como en un relevo de 4×100 metros, el resultado de nuestros atletas dependerá sobre todo de su velocidad. En el caso del 4×200, los números juegan a favor de los nuestros: las marcas de esta selección española mejoran de largo las de los componentes de ese récord que data de 1986, en el que sólo Antonio Sánchez atesoraba una marca inferior a los 21 segundos (20.67). Una plusmarca que, teniendo en cuenta que hablamos de atletas de la talla de Hornillos o Arques, revela sencillamente que es una distancia poco trabajada.

kevinEn cuanto al 4×800, el asunto es todavía más favorable a un posible récord: cada relevista tiene que hacer 1:49 minutos, y la presencia de Kevin López, plusmarquista nacional de la distancia, acompañado por tres atletas de nivel similar a los que consiguieron el récord, hace pensar en que esa plusmarca de 2006 pueda caer de la nómina. Por último, en el caso del 4×1500, el asunto se complica un poco más: los nuestros van a tener que sudar para hacer una media de 3:41 minutos cada uno, más aún teniendo en cuenta el nombre de los integrantes del rélevo récord.

LOS TRES HERMANOS BORLEE

Otra de las curiosidades de este primer campeonato mundial de relevos será sin duda el protagonismo de la camada Borlée: los tres hermanos belgas (Jonathan, Kevin y el pequeño Dylan) están convocados para correr el 4×400. No es momento ni lugar para extenderse sobre las maravillosa concentración velocista del salón-comedor de los Borlée (ya lo hicimos aquí), pero las marcas y las medallas hablan por sí solas. Kevin (44.56) ha sido campeón europeo de la distancia y bronce mundial. Jonathan (44.43) fue cuarto en el pasado mundial de Moscú. Y juntos forman un combo imbatible que ha sacado medallas europeas y mundiales en relevos. A este impresionante dúo se unirá en Nassau el pequeño Dylan (45.80). Todos entrenados en origen por su padre, Jacques. Para ellos, este mundial de relevos será algo que quedará en familia. Otras hermanas que competirán serán las Ohuruogu (Christine y Victoria) con la camiseta de Inglaterra en el 4×400.

RAMZI VUELVE A LAS PISTAS DESPUÉS DE SU POSITIVO

Todo lo ganó en mundiales y Juegos Olímpicos, y el dopaje se lo quitó todo. Después de siete años debidamente desaparecido, y después de un contundente positivo en CERA que le costó su oro olímpico de los 1.500 metros de Pekín, el doble campeón mundial del mediofondo en Helsinki volverá a las pistas. Rashid Ramzi forma parte del equipo de Bahrein que correrá el relevo de 4×1500 metros, un equipo potente junto con Yusuf Kamel (campeón mundial de la distancia en Berlín’09) y Abraham Rotich (1:43.13 en 800 metros).

https://www.youtube.com/watch?v=_ZOvz6lbDtc

Ramzi fue doble campeón mundial, pero nunca escapó de la categoría de villano: doble campeón mundial de 800 y 1.500 metros en Helsinki’05 y subcampeón de ‘milqui’ en Osaka’07. Y cuando las piernas no le dieron más de sí y perdió su pavoroso sprint final, echó mano del dopaje para ser campeón olímpico en Pekín, una medalla que le fue retirada después de que su positivo fuera confirmado en 2009.

EL PRECEDENTE: UNOS RELEVOS MARATONIANOS

Son unos campeonatos inéditos, pero no significa que sean los primeros mundiales de relevos que se celebran con ese nombre. A modo de muestra, aquí tienen a un jovencísimo Hicham El Gerrouj disputando el mundial de relevos en asfalto con Marruecos en 1994. Como no podía ser de otra manera, finalmente, ganaron.

Los Mundiales de Relevos en Ruta sobrevivieron a cuatro ediciones, una cada dos años, entre 1992 y 1998, y ni mucho menos respondían a una estructura de ‘cuatro por…’, sino que era algo con mucha más historia. Seis postas, con las siguientes longitudes (en kilómetros): 5-10-5-10-5-7.195. La suma, efectivamente, es la de un maratón. Entre los atletas que ganaron con sus equipos este mundial tan simbólico se encuentran Paul Koech, Hicham El Gerrouj o Fernanda Ribeiro. El récord del mundo masculino lo tuvo de hecho el Marruecos de El Gerrouj hasta 2005, cuando Kenya se encaprichó con esta plusmarca y la batió: 1:57.06 horas. Lo que se llama un relevo largo.

RETRANSMISIÓN EN DIRECTO

Según ha informado la IAAF, el mundial de relevos podrá verse tanto por televisión como por internet. Para lo que interesa a los aficionados españoles, existen varias opciones: EuroSport (y sus aplicaciones para iOS y Android), y un streaming en directo en la página de la IAAF (el primero de su historia). Habrá también una retransmisión en directo desde el canal de Youtube de la IAAF pero que no estará disponible en España según informan los propios organizadores.

Lista de récords nacionales y mejores marcas de todos los países (AEEA)

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.