A pocos días del Cross de la Constitución de Alcobendas, definitivo para confeccionar la selección española para el europeo, charlamos con Lidia Rodríguez Sierra, fondista catalana en manos de Carles Castillejo que se ha ganado un hueco en la élite española del fondo en los últimos años, y que tiene muchas papeletas de estar en Budapest peleando con las mejores de Europa. Si se clasifica, espera poder hacer un buen papel en el Campeonato de Europa de Cross en Budapest, y deja caer que “siempre le ha llamado mucho la atención la maratón”.

El domingo correrás el Cross de la Constitución de Alcobendas con un cartel de rivales muy similares a Soria. ¿Cómo afrontas esta carrera, qué objetivos te marcas?

La carrera de este domingo la afronto con muchas ganas y energías. Dado que los entrenamientos de esta semana han sido un poco más duros respecto a la anterior, es difícil marcar un objetivo concreto. No sé cómo responderán las piernas, lo que sí sé es que intentaré hacer el mejor puesto posible.

Cuarta en Soria, séptima española en Atapuerca… ¿estás preparando con fuerza la temporada de Cross de este año?

Siempre intento preparar muy bien el cross, ¿con más fuerza? Puede ser. Este año es la segunda temporada en manos de Carles Castillejo, y de momento nos hemos atrevido a hacer más volumen, sabiendo que asimilo muy bien sus entrenamientos. Aún faltan muchos meses para la gran cita, el Campeonato de España de Campo a Través, así que no sé si Carles me sorprenderá con algo nuevo.

El domingo quedará cerrada la selección española para el Campeonato de Europa de Cross en Budapest. ¿Estás preparando esa cita? ¿Cómo volverías contenta de una cita como la de Budapest?

No estoy preparando el Campeonato de Europa de Cross. Este año he empezado la temporada más tranquilamente que nunca, para estar cada día que pase un poco mejor. La planificación de invierno está enfocada para poder hacer un buen papel, tanto por equipos en los Campeonatos de España y de Europa de Campo a Través de clubes, como de manera individual en el Campeonato de España de Campo a Través.

Dado que ahora mismo me encuentro con opciones para acudir al Campeonato de Europa de Budapest, en caso de que me clasificara, en pocas semanas tendría que prepararlo específicamente. Volvería contenta si tuviera la sensación de haberlo dado todo, y haber contribuido a una buena clasificación del equipo.

Este año el Santutxu tiene un equipo de cross potentísimo, contigo haciendo piña con Azucena Díaz, Marta Silvestre y Judit Pla. ¿Váis a por todas en el Campeonato de España de cross?

Esa lista se tiene que completar con Iris Fuentes-Pila, Gemma Barrachina, Cristina Petite, Leire Medina, Maite Arraiza, y el resto de todo el equipo. Con todas ellas por supuesto que vamos a por todas en el Campeonato de España de cross. Pero creo que si esta temporada se han hecho estos fichajes es porque el club ha querido ser más ambicioso, e intentar conseguir un buen puesto en el Campeonato de Europa de Cross de Clubes.

Esta temporada, además de las citas de cross, viene con un Campeonato de Europa de pista cubierta en Goteborg. ¿Qué objetivos te has marcado para esta temporada tanto en pista cubierta como en aire libre?

Hace años que no hago pista cubierta, y esta temporada dudo que sea la excepción. Así que, hoy por hoy no hay nada marcado para la temporada indoor.

De cara a la pista al aire libre, lo ideal sería mejorar mis marcas tanto de 5.000 como de 10.000m.l. Tengo la sensación que este año he mejorado mis marcas con cierta facilidad, ya que pensaba que tendría que entrenar más para lograr esos registros. Es por ello que pienso que puedo dar de nuevo otro mordisco si todo va bien y las lesiones me respetan. Claro está que hay que encontrar un buen día y un buen lugar donde se haga la prueba, puesto que cada vez estámás difícil organizar los meetings en España.

Hablemos un poco de la Lidia espectadora, ¿tienes algún atleta “preferido”, en el que te guste reflejarte?

La verdad es que no tengo ningún atleta preferido. Me gusta observar a todos los atletas de gran nivel, y de cada uno intentar extraer lo mejor.

Gemma Barrachina y tú sois dos ejemplos de atletas jóvenes que se abren un hueco en la élite del fondo nacional. ¿Cómo ves el recambio de gente como Marta Domínguez por parte de las corredoras que vienen por detrás?

Es difícil encontrar una Marta Domínguez, aun así tiempo al tiempo. Seguro que aparecerán atletas que conseguirán grandes resultados. Por mi parte, hasta hará unos años mis marcas eran bastante mediocres y año tras año he podido rebajarlas llegando a ser internacional. Hay que tener esperanza.

Tu progresión en los últimos años ha sido poco menos que meteórica, hasta llegar a clasificarte para el Campeonato de Europa de Helsinki el año pasado. ¿Qué ha cambiado en estos años con respecto a tu etapa anterior?

La clara mejora de mis marcas empezó a raíz de ponerme en manos de Manel Plà. Los entrenamientos eran diferentes, ante todo los de invierno, que jugando con los cambios de lugar de entrenamientos se hacían más distraídos y los de verano más eficaces.

A pesar de que año tras año iba mejorando, la confianza como entrenador la acabé perdiendo, ya que necesitaba una planificación de la temporada más adecuada, y sentía que mis piernas pedían más kilómetros y ritmo. En muchas ocasiones llegaba a casa con la sensación de no haber realizado el entrenamiento correcto, y obviamente eso no es nada bueno.

En noviembre del año pasado, me puse bajo las órdenes de Carles Castillejo. Carles sabía de dónde venía y por tanto podía hacer una buena transición de un método de entrenamiento a otro. Y así fue, enseguida me adapté y asimilé sus entrenamientos, logrando un tercer puesto en el Campeonato de España de Campo a Través y mejorando 20” mis marcas en 5.000 (15’35”) y 10.000 (32’59).

¿Cómo viviste tu primera gran internacionalidad en Helsinki? ¿Y en la Copa de Europa de 10.000?

La primera Copa de Europa de 10.000 la hice el año pasado, en el estadio Bislett de Oslo. Fue mi primera internacionalidad a nivel absoluto, y la verdad, no lo hice mal del todo, mejorando 3 segundos mi marca personal. Pero ante todo viví la experiencia de poder luchar codo con codo con atletas de otros países sobre una pista de atletismo.

En la Copa de Europa de 10.000 de este año en Bilbao, durante la carrera no encontré las sensaciones esperadas y tuve que conformarme con el pasaporte al Campeonato de Europa de 10.000 sin mejorar mi tope personal.

Así pues, el principal objetivo era tan solo participar en el 10.000 de Helsinki,pero 20 días antes del Campeonato, en Watford (cerca de Londres), me encontré con la sorpresa de la marca de 15’35” en el 5.000, mínima para el Campeonato de Europa y a pocos segundos de la mínima B para las Olimpiadas. Eso era un caramelo demasiado dulce para dejarlo escapar. Así que, cambio de planes y a preparar el 5.000 para intentar la mínima e inscribirme en el 10.000 por si el 5.000 de Helsinki no salía bien. Y así fue, las emociones antes del 5.000 hicieron que mi espíritu competitivo se perdiera y que estuviera buscándolo mientras daba vueltas a la pista. Fue nefasto!

Dos días después, de nuevo con la oportunidad de volver a estar sobre el tartán, no debía cometer el mismo error. Salí concentrada para hacer un buen 10.000 dentro de mis posibilidades. Sin arriesgar demasiado por el respeto que dan las 25 vueltas a la pista, y quedándome con la compañía de la ucraniana Holovchenko. Finalmente, entre las dos nos ayudamos para completar la prueba, y en el último mil aligeré el ritmo dejándola atrás, y parando el crono en 33’09”, relativamente cerca de mi marca personal. No es que fuera un 10.000 excelente, pero por lo menos me quitó el sabor amargo del 5.000, y me mostró que puedo hacer dos carreras internacionales de larga distancia en un corto intervalo de tiempo. Este punto puede ser importante para futuras participaciones en campeonatos con semifinales y final, siempre y cuando se consiga el paso a la final claro!

Entrenas con Carles Castillejo, toda una institución del fondo nacional. ¿Qué ventajas tiene entrenar con un atleta de tantísimo nivel?

Su experiencia y la seguridadque transmite me dan mucha confianza. Esto lo noto ante todo cuando me explica las sensaciones que puedo tener ante ciertos entrenamientos y competiciones, ayudándome así a poder afrontarlos de mejor manera.

¿Barro, pista o asfalto?

Donde más a gusto me siento es en el asfalto. Me siento más relajada y disfruto más, claro que hasta ahora no he hecho ninguna competición suficientemente importante para causarme esa tensión que puedo tener en la pista o en el campo a través. Hoy por hoy el asfalto es un juego.

La distancia en la que siempre te has prodigado más han sido los cinco kilómetros, con algunas incursiones de mucha calidad en los diez kilómetros. ¿Tienes pensado dar el salto a distancias más largas de asfalto en el futuro?

Por supuesto, desde pequeña me ha llamado mucho la atención la media maratón y maratón. Siendo júnior, preparando los 6kms de campo a través, se me ocurrió hacer una media maratón. La completé en 1h25’24” (era el Campeonato de Cataluña de Medía Maratón, así que quiero pensar que estaba bien medida) y la verdad que disfruté mucho corriéndola. De todas formas, considero que aún me quedan bastantes temporadas de campo a través y pista, así que mi transición a la ruta (media maratón y maratón) aún tendrá que esperar un poco.

Quiero aprovechar esta oportunidad para felicitaros por la web y por vuestra gran contribución al atletismo.

Lidia, muchas gracias y buena suerte este domingo en Alcobendas.

Visita la página oficial de Lidia Rodríguez Sierra: http://lidiarodriguez.webnode.es/

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.