China Golden Grand PrixDesde que hace unos días el cubano Dayron Robles batiera por una sola centésima la plusmarca mundial de 110 vallas que ostentaba desde hacía dos años con 12.88 el chino Liu Xiang, las reacciones por parte de uno y otro corredor no se han hecho esperar.

Para Liu Xiang, el hecho de haber perdido la condición de ser el hombre más rápido en la especialidad, no le ha llevado a la preocupación, sino que más bien “es una motivación especial, ya que el deporte es competición y esto me obliga a trabajar mucho más fuerte de cara a los Juegos”.

A pesar de que últimamente no está teniendo demasiada suerte, debido a una lesión en el tendón, y a problemas en dos carreras que tenía previsto realizar antes de Pekín, Liu Xiang no ha perdido en absoluto la confianza y se ve capaz “de afrontar de nuevo la posibilidad de recuperar el récord perdido”.

Por su parte Dayron Robles se muestra tranquilo y humilde al considerar, a pesar de su hazaña, que Liu Xiang “sigue siendo el favorito indiscutible, ya que es el actual campeón del mundo y olímpico, y además, corre en su casa, con lo que estará enormemente motivado”.

La consecución de este récord del mundo ha supuesto para el propio Robles “que me sintiera casi como loco. Pensé en mi país, en Cuba, pensé que con este logro hacía feliz a mucha gente, y todo gracias a que me siento mucho más maduro que en el 2006″, año en el que el cubano fue en Moscú subcampeón del mundo en pista cubierta.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.