Hoy en día es díficil sorprender a la gente, pero de vez en cuando sale una iniciativa innovadora que te hace pensar: “¿por qué no se le había ocurrido a nadie antes?”

Es el caso de Londres 2012. La ciudad organizadora de los próximos Juegos Olímpicos ha decidido renombrar todas las estaciones del metro con nombres de atletas olímpicos que están marcando o marcaron una época. Españoles hay varios: Rafael Nadal, Miguel Induráin, Manuel Estiarte o Theresa Zabell.

La decisión trajo polémica, cómo no, ya que inevitablemente se deja fuera a atletas que seguramente merecerían estar o a países que no creen que tengan suficiente representación.

De atletismo, muchos: Yelena Isinbayeva, Marita Koch, Sergey Bubka, Dick Fosbury, Jonathan Edwards, Sebastian Coe, Steve Ovett, María Mutola, Cathy Freeman, Liu Xiang, Pietro Menea, Hicham El Guerrouj, Said Aouita, Carl Lewis…

Puedes ver el listado completo aquí.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.