pestano

Treinta y dos medallas (11 de oro, 12 de plata y 9 de bronce) son muchas. Muchísimas, por lo cual nos congratulamos. En los Europeos de Barcelona, con conseguir la mitad hablaríamos de un rotundo éxito. Quince fueron las obtenidas en los Europeos de Múnich’02, y la selección combina juventud y veteranía de una manera extraordinaria. La lástima es que son los veteranos los más numerosos en número y en opciones de medalla. Las famosas medallas. Ese ‘virus’ que cuando lo obtienes (cuando consigues medalla) todo queda apaciguado e incluso hay un subidón, pero cuando no se tiene (cuando no consigues medallas), te deja débil y prácticamente desaparecido.

Pues bien, los Iberoamericanos han permitido saciar la voracidad de medallas que tenemos. Quizás hasta en exceso debido a la falta de nivel en algunas pruebas. En los Europeos no pasará lo mismo. Sin ser unos Juegos o unos Mundiales, los Europeos merecen su respeto porque, incluso en algunas puebas, hablamos de nivel mundial (en algunos  concursos fundamentalmente). Pero tampoco vamos a ser cenizos. Ver a la selección competir ante tu público y hacer sonar tantas veces el himno español, genera esperanza. Ahora queda Barcelona. Allí, mejor que en ningún sitio, la bandera rojigualda debe ondear en los mástiles preparados a tal efecto. Será, en efecto, positivo,  y me atrevería a decir que necesario. Barcelona, y sobre todo Londres, significarán un relevo generacional. Habrá que estar preparados.

2 Comentarios

  1. que pena 32 medallas,11 medallas de oro.
    pero que valor real tienen?ejemplo sencillo hay un 1 y 2 que lo logran dos atletas del año 1977 y 1979 y su tiempo es 33 segundos del record iberoamericano.impensable que tengan valor las medallas cuando las marcas son casi ridiculas y por atletas sin futuro.

    • Raúl, tocayo, está claro que los Campeonatos Iberoamericanos no miden el nivel real del atletismo español. Algo más lo harán los Europeos de Barcelona, pero sin duda la referencia habrá que tomarla de los Mundiales de Daegu’2011 y los Juegos de Londres’2012. Ahí se verá dónde estamos respecto al resto del mundo.

      Pero estos Campeonatos Iberoamericanos como salida para futuros atletas y foguearles (caso del ganador del 1500, el mallorquín David Bustos), me parece una idea acertada.

      Saludos

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.