La mañana del domingo ha sido testigo de un nuevo alarde del atletismo popular, con alrededor de diez mil corredores disputando la Maratón de Madrid, uno de los recorridos más duros del asfalto nacional. Doble victoria keniata en la prueba de élite, con Patrick Korir y Margaret Agai imponiéndose las pruebas masculina y femenina respectivamente.

A golpe de rock. Así han disfrutado miles de corredores esta mañana de domingo de la trigésimo quinta edición de la Maratón de Madrid, surcando las calles de la capital acompañados de diversos grupos musicales y, como no puede ser de otra manera, de un público siempre puntual a la fiesta del atletismo popular. Casi diez mil participantes han tomado la salida en la Plaza de Colón, cruzado el Paseo de la Castellana y la Casa de Campo para echar el último aliento en el corazón del Parque del Retiro. Entre esta marea de valientes, los atletas kenianos de élite han conseguido un doblete en categoría masculina y femenina sobre el duro trazado de la Maratón de Madrid, que nunca vende las buenas marcas a precios baratos. La prueba masculina ha sido escenario de una dura pelea entre cuatro kenianos: Patrick Korir, Thomson Cherogony, Mark Tanui y Enock Mitei. Un nutrido grupo de atletas africanos, encabezado por los cuatro anteriormente citados, han cruzado el ecuador de la prueba en menos de una hora y cinco minutos, pero han cedido ante el impío asfalto madrileño, aflojando el ritmo de cara al final de la prueba donde se ha impuesto la mayor velocidad de Patrick Korir, primero en meta con un tiempo de 2:12.07 horas, apenas cinco segundos por delante de sus compatriotas Mitei y Cherogony, segundo y tercer respectivamente. El primer español en meta de la categoría masculina ha sido Elías Domínguez con dos horas y veintiocho minutos.

Dominio keniano también en la carrera femenina, con Margaret Agai como clara vencedora con un tiempo de 2:32.23 horas. La carrera fue lanzada a buen ritmo y liderada por un grupo de cabeza integrado por cinco atletas: las kenianas Agai y Gessese, las etíopes Worki y Gebeyahu y la rusa Kiseleva. Han sido precisamente Worku y Kiseleva quienes ha protagonizado un pinchazo espectacular, perdiendo posiciones al paso de la media maratón hasta ser adelantadas por la cubana Dailin Belmonte. Por delante, Agai ha metido una marcha más que sus compañeras a falta de diez kilómetros, abandonándolas a su suerte y entrando en meta con una cómoda ventaja frente a su compatriota Gessese. La primera española ha sido la joven madrileña Irene Lorenzo, de veintiún años de edad, que ha roto la barrera de las tres horas con sus 2:55.38, interesante marca para una corredora que hasta la fecha se ha prodigado en distancias de medio fondo y cinco kilómetros.

CARLES CASTILLEJO Y VANESSA VEIGA GANAN LOS DIEZ KILÓMETROS
Mientras diez mil corredores lidiaban con la distancia de Filípides, otros tres mil valientes se lanzaban a completar los Diez Kilómetros. Ha sido en esta carrera donde han triunfado nuestros maratonianos olímpicos, al menos los únicos que tienen plaza garantizada en Londres: Carles Castillejo y Vanessa Veiga se han impuesto en sus respectivas carreras, en pruebas tranquilas donde no han encontrado gran oposición para hacerse con el triunfo. Castillejo ha tenido que sudar en los kilómetros finales del recorrido para deshacerse del marroquí afincado en Madrid, Anouar Dabab, mientras que Veiga no ha tenido ningún problema para llegar primera a meta con cuatro minutos de ventaja sobre su más inmediata perseguidora. Buen test de los dos únicos maratonianos españoles con pasaporte directo a las próximas Olimpiadas de Londres, en una agradable mañana de atletismo donde, entre el sudor y el agotamiento, los corredores han reivindicado el esfuerzo y el sacrificio en carrera como estandartes del entretenimiento popular.

Consulta aquí los resultados de la XXXV Maratón de Madrid.

Consulta aquí los resultados de los 10 km de Madrid.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.