marta_dominguez_2

La palentina Marta Domínguez estaba en la tarde del jueves en las pistas del INEF de Madrid. Calentando en el sentido de las agujas del reloj por la hierba sintética, Marta parecía tener un imán para centrar la atención. Su cabello rubio platino es uno de sus aspectos –nunca mejor dicho- más característicos. Y verla, simplemente trotar, un espectáculo.

Tiene carisma y es ganadora. Dos ingredientes fundamentales para ser una referencia en nuestro atletismo. Posiblemente sea ella la persona que más brilla en nuestro atletismo. Nadie (hombre y mujer) se puede comparar a lo que transmite la discípula de César Pérez. Hoy ella tenía series. Y justo cuando acaba el calentamiento, y de camino a los vestuarios, pasaba la barandilla como hacen los chicos cuando son pequeños. Saltándola apoyándose con las manos. Tenía a unos metros el paso abierto por donde poder ir, pero ella no tiene miedo a nada ni a nadie. Es sólo un ejemplo que ilustra cómo es ella. Por eso es Marta Domínguez.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.