Viaje al medio fondo femenino de Estados Unidos

Publicado por 24/10/13 - 18:53

Someday girl I don’t know when
we’re gonna get to that place
Where we really want to go
and we’ll walk in the sun
But till then tramps like us
baby we were born to run

Born to run – Bruce Springsteen

A lo largo de la toda la temporada, hemos intentado acercarnos un poco más al fascinante mundo atlético de los Estados Unidos, y para ello hemos recorrido el gran fenómeno actual del fondo masculino americano (personalizado en las grandes figuras de Alberto Salazar y Jerry Schumacher junto a sus pupilos); atravesamos una pequeña ruta norteamericana en los meses de mayo y junio que nos llevó desde los Oxy High en L.A. hasta los campeonatos nacionales de Des Moines; e incluso hicimos parada y fondo para conocer más de cerca toda la competición universitaria americana (ejemplo, con sus ventajas y sus inconvenientes, de cómo potenciar el atletismo universitario y fomentar la gran base del que luego será el atletismo profesional del país), para lo que desgranamos a fondo las finales NCAA que se disputaron a primeros de junio en el mítico Hayward Field de Eugene (Oregon).

Ahora que la temporada de pista 2012/2013 ha llegado a su fin, y que en el mundo USA sólo queda dilucidar los ganadores individuales de prestigiosos premios como The Bowerman  (que cada año premia a los mejores atletas universitarios y que en 2013 los finalistas son Derek Drouin, Lawi Lalang y Julian Wruck en hombres; Brigetta Barret, Kori Carter y Brianna Rollins en mujeres), o el premio Jesse Owens que premia al mejor atleta estadounidense del año (en 2013 se puede votar entre Barret, Mary Cain, Michelle Carter, Rollins, Britney Reese, Jenny Simpson o Jennifer Suhr en mujeres; Ashton Eaton, Justin Gatlin, Aries Merritt, David Oliver, Nick Symmonds, Michael Tinsley o Ryan Whiting en hombres); es buen momento para hacer balance, y sobre todo para hablar de una cuestión que merece que estudiemos más detenidamente, como es el buen e ilusionante momento que atraviesa el medio fondo femenino en el país norteamericano.

En todo el año, 17 mujeres estadounidenses han bajado de 2:01.50 en los 800 metros, y 20 han bajado de 4:09.00 en los 1.500 metros (incluso elevando el estudio a las distancias de fondo, 11 han corrido por debajo de 15:24.00 en los 5.000 metros), lo que representa un poco, en números, el gran fondo de armario con el que cuenta el país americano en estas distancias.

Por la parte de arriba, 2013 ha sido un buen año, y en el principal evento atlético de la temporada, el mundial de Moscú, Brenda Martínez ha conseguido un bronce histórico en los 800 metros (primera medalla de la historia de los Campeonatos del Mundo para el país en la distancia, además con Alysia Montaño cuarta); Jenny Simpson consiguió la plata en los 1.500 metros tras plantar cara a Aregawi, intratable durante todo el curso. Incluso subiendo de distancia, Molly Huddle y Shannon Rowbury (sexta y séptima respectivamente) fueron las primeras tras la corte de etíopes y keniatas en los 5.000 metros.

Junto a ellas, destaca la excelente mezcla entre jóvenes talentos y veteranas que se ha puesto de manifiesto este curso. Por una parte con la  irrupción de fenómenos como Mary Cain, que con 17 años ha revolucionado la escena atlética estadounidense al ser la más joven de nunca en una final mundialista de 1.500 metros (décima en Moscú) y batir records junior que parecían intocables desde hace mucho tiempo; y que tiene continuación con atletas como Ajee Wilson (19), sexta en los 800 metros de Moscú mejorando el récord juvenil de la propia Cain; e incluso Cory McGee, uno de los últimos descubrimientos. Por otra parte, con la vigencia de veteranas corredoras, como Treniere Moser, que con 31 años y bajo las órdenes de Salazar ha conseguido su cuarto título nacional ganando los 1.500m (su último título era de 1997), o la propia Shannon Rowbury, que si bien ya se ha centrado en Moscú en los 5.000 metros, sigue estando en las primeras posiciones del ranking nacional de 1.500 metros.

Una vez más, al igual que hicimos con el resto de reportajes sobre el atletismo USA, póngase cómodos y adéntrense con nosotros en este “quién es quién” del medio fondo femenino americano.

JENNY SIMPSON (Webster City, Iowa, 23.08.1986)

2011 IAAF World Outdoor Championships

records-jenny-simpson

La atleta afincada en Boulder (Colorado), que ya sabe lo que es ser campeona del Mundo tras su victoria en los 1500 metros de Daegu en 2011, ha cerrado una sobresaliente temporada, dónde tras ser campeona USA en los 5.000 metros, viajó a Moscú para dar la cara en los 1.500 metros ante una Aregawi que se ha mostrado imbatible durante todo el curso, consiguiendo una valiosísima medalla de plata después de transmitir muy buenas sensaciones, y ha logrado sus mejores marcas personales en los 800 metros en Los Ángeles a principios de temporada (2:00.45), en los 5.000 metros a finales del curso atlético en Zurich (14:56.26), y en plena temporada ha corrido los 1.500 en 4:00.48 en Mónaco, lo que representa su segundo mejor año de siempre en esta distancia.

Tras su paso por la Universidad de Colorado, donde fue tres veces campeona universitaria al aire libre en 3.000 metros obstáculos, su carrera parecía centrada en la prueba de la ría, en la que se proclamó campeona USA en 2007 y 2009, y en la que participó en los Juegos de Pekín (novena) y en el mundial de Berlín (quinta).

Pero 2010, además de su paso a profesionales, trajo consigo una lesión que prácticamente le hizo perderse la temporada tras ser tercera en los cinco mil en el campeonato nacional, y desde 2011 su carrera ha estado ligada a los 1.500 metros, dónde ha logrado sus mayores éxitos, sobre todo con su victoria en el mundial de Daegu, que la convertía en la primera estadounidense en ganar la prueba desde Mary Decker, quién lo hizo en la sesión inaugural de 1983. Con el paso a la nueva distancia, Simpson no ha vuelto a correr los 3.000 obstáculos, en los que su mejor marca de 9:12.50 son a día de hoy el récord estadounidense en la distancia.

Campeona USA en pista cubierta en 2011 (milla y 3.000 m) y en 2012 (1.500m y 3.000m), se clasificó para los Juegos Olímpicos de Londres tras ser tercera en los trials americanos, pero se quedó fuera de la final olímpica, hasta que este 2013, nos ha vuelto a traer su mejor versión de atleta muy consistente de figura mundial del mil quinientos. 2014 ya asoma en el horizonte, y Simpson se muestra ilusionada ante lo que espera que sean nuevos retos como el mundial de pista cubierta y la posibilidad de acudir a las primeras citas de la Diamond League, ya que la temporada no tendrá un gran objetivo internacional de verano, lo que la permitirá afrontar el año de otra manera.

BRENDA MARTÍNEZ (Upland, California, 08.09.1987)

Brenda_Martinez

records-brenda-martinez

Hablar del momento por el que pasa la mediofondista californiana, supone, sin duda, hablar del hecho de que nunca antes una corredora estadounidense había conseguido una medalla en un Campeonato del Mundo en la distancia de los 800 metros, lo que pone aún más en valor su medalla de bronce lograda en Moscú, por delante de la dominadora nacional de la distancia, Alysia Johnson Montaño.

Y es que 2013, ha supuesto la irrupción de Brenda Martínez en la élite internacional, pasando de ser sexta en los 800 metros y duodécima en los 1.500 metros de los trials americanos de 2012, a ganarse una plaza para Moscú tras ser segunda en los 800 metros de los campeonatos nacionales y sobre todo, al conseguir el preciado bronce mundialista.

En años anteriores, como 2012, ya mostró grandes maneras con victorias en carreras importantes y corriendo los ochocientos en dos ocasiones por debajo de los dos minutos (acreditando mejor marca de 1:59.14 al final del año pasado), pero aún mostraba falta de consistencia, lo que le llevó a ser séptima en su semifinal de 1.500 el mundial indoor o su mala actuación en los trials clasificatorios para Londres.

Residente en Big Bear Lake, junto a los bosques nacionales de San Bernardino a más de 2.000 metros de altura en la montaña californiana, esta temporada se ha lanzado de lleno a la primera línea internacional, y su ya histórica carrera en Moscú demuestra todo el potencial que tiene con 26 años. En la final, pasó octava por los doscientos primeros metros, y séptima a mitad de carrera, pero un impresionante final (la más rápida en los últimos cien metros con 14.95) la llevó a terminar tercera tras Eunice Sum y Mariya Savinova, acabando con un registro de 1:57.91, mejor marca personal y séptima mejor marca mundial de la temporada.

Su entrenador, el prestigioso Joe Vigil, vive en Arizona, por lo que es su marido, Carlos Handler, quién le ayuda en los entrenamientos y quién sirve de ojos y oídos al entrenador, quién no duda de su enorme potencial, el cual, comenzamos a ver explotar ahora. Vigil se mantiene en sus trece: “trabajamos en un escenario a dos o tres años en los que Brenda podría estar en 1:55 y 3:55” (para 800m y 1.500m respectivamente, ambos records nacionales). Antes de Moscú, la prensa especializada americana lo dudaba, situándola tercera por detrás de Montaño o Wilson. Hoy, todo el mundo está expectante por verla de nuevo en acción y por ver hasta dónde puede llegar realmente.

En este video podemos ver a Brenda Martínez en pleno entrenamiento durante esta temporada: http://www.flotrack.org/coverage/249744-Workout-Wednesday-Season-7/video/712300-B-Martinez-Project-4

ALYSIA MONTAÑO (Queens, New York,  23.04.1986)

Alysia_Montaño

records-alysia-montaño

El equilibrio entre el punto de vista del entrenador y del aficionado es a menudo muy difícil de conseguir, pero todo se soluciona si nos ponemos únicamente el vestido de amantes del atletismo. Desde esa perspectiva, la valentía y la bendita locura de Alysia Montaño, “frontrunner” por excelencia, son una delicia, hasta el punto que carreras como la suya en la final de Moscú no hacen sino engrandecer este deporte. Sus cualidades son indiscutibles (cuatro temporadas seguidas corriendo en 1:57). Su forma de correr, flor en el pelo incluida, parece que hasta ahora también y la mediofondista de Queens es de las que corren en primera posición desde el principio, pase lo que pase.

La bella carrera de Moscú pareció un suicidio. Los primeros parciales de Montaño (por 200m) fueron de 26.91 y 29.21, lo que la llevó a sacar un segundo al resto de corredoras a mitad de carrera (56.12). Desde ahí, sus siguientes parciales fueron de los más lentos (30.37 y 31.46), por lo que se vio adelantada por tres corredoras, cayendo al suelo a la desesperada al llegar a la línea de meta, al igual que hizo en Daegu pero en esta ocasión con mayor dramatismo, lo que magnifica más el lamento por una atleta que ha sido cuarta en Daegu, quinta en Londres y ahora de nuevo cuarta en Moscú, siempre a las puertas del pódium.

Alumna de la Universidad de Berkeley (California), dos veces campeona NCAA, cinco veces campeona nacional absoluta, su mayor éxito internacional fue la medalla de bronce en el mundial de pista cubierta de 2010 en Doha. Con unas condiciones físicas excepcionales, su mejor marca personal de 1:57.34, la coloca quinta en el ranking americano de todos los tiempos, a lo que hay que añadir la regularidad que ha mostrado a lo largo de los últimos cuatro años (1:57.34 en 2010; 1:57.48 en 2011; 1:57.37 en 2012; y 1:57.75 este año)

En su página web, nos cuenta como es para ella la carrera de ochocientos metros. “En competición, la carrera es muy larga, tanto que el ritmo es muy importante, pero lo suficientemente corta como para que no haya espacio para el miedo. En ese momento sólo puedes ser valiente”. En Moscú, Montaño terminó llorando en la pista, consolada por la jovencísima Ajee Wilson. Su fotografía cayendo al suelo en la misma línea de meta es una de las imágenes de este año, y una de las que mejor representan la dureza de este deporte y la delgada frontera que existe entre la gloria y el fracaso. Confiemos en que el futuro tenga reservado algo muy bueno para la mediofondista que con una flor en el pelo, acostumbrada a entrenar con hombres, no deja de reclamar la belleza femenina.

¿Alysia Montaño Momentum? Aquí se puede ver un motivador video suyo:

http://www.youtube.com/watch?v=zZpY1ZWL5tA

MARY CAIN (New York City, 03.05.1996)

Mary_Cain

records-mary-cain

A día de hoy, con la temporada ya finalizada, no hay ninguna duda de que la joven “high school” Mary Cain ha sido uno de los grandes fenómenos de la temporada, sobre todo al otro lado del Atlántico, dónde como se suele decir, se han agotado los calificativos. Y es que por poner un poco de relieve lo que ha significado la temporada de Cain en Estados Unidos, debemos de comenzar poniendo de manifiesto alguno de sus logros.

Desde 1987, desde hace 26 años, nadie había conseguido mejorar el récord americano junior de 1.500 metros en poder de Suzy Hamilton (4:09.10). Baby Cain, como es conocida, corrió en 4:04.62 (casi 5 segundos por debajo) en los Oxy High Performance de Los Ángeles. Desde hace 31 años, desde aquel lejano 1982, nadie había conseguido superar el récord americano junior de Kim Gallaher (2:00.07) en los 800 metros. Mary Cain corrió en el Hayward Field de Eugene en 1:59.51, convirtiéndose en la primera junior estadounidense en bajar de los dos minutos. Junto a ellos, durante el invierno, estableció cuatro records junior americanos de pista cubierta (4:16.11 y 4:11.72 en los 1.500 metros; 4:28.25 en la milla; y 9:04.51 en los 3.000 metros). Todos ellos, obviamente, records nacionales high school, pulverizando los registros vigentes, y a los que habría que añadir en esa categoría sus 15:45.46 en los 5.000 metros, u otras distancias intermedias como las dos millas.

Con todo ese bagaje, y con sólo 17 años, Mary Cain se proclamó campeona nacional indoor a primeros de marzo, y terminó segunda en el nacional absoluto de junio disputando la victoria hasta el final a Treniere Moser, lo que la convirtía en la segunda en la historia USA, tras Allyson Felix, en ir a un campeonato del mundo desde el high school. Lejos de frenar ahí, el viaje a Europa y Moscú sirvió para seguir rompiendo barreras, al convertirse en la mujer más joven de toda la historia en correr la final de 1.500 metros (dónde además fue décima), y dónde sus marcas de 4:08.21 en series, 4:05.21 en semifinales y 4:07.19 en la final, son las segunda, tercera y cuarta marca americana junior de siempre, sólo superadas por su propio récord (4:04.62).

Las razones para tanta locura como se ha desatado sobre ella en los medios americanos parecen justificadas. Al menos en tanto a su categoría, y con las precauciones necesarias que debemos de ir tomando para ver como continúa su evolución con el paso de los años. A ello, se le debe de unir el hecho de la gran relevancia que ha causado que desde octubre del año pasado, tras un verano en el que fue sexta en el mundial junior de Barcelona, pasara a entrenar bajo las órdenes de Alberto Salazar, seguramente el primer gurú de la actualidad del fondo americano, al menos en términos mediáticos, con la ya conocida historia de la llamada telefónica de Salazar a casa de los Cain tras ver videos suyos.

Mary Cain continúa residiendo en su hogar familiar en Bronxville, Nueva York. Mucho se ha rumoreado sobre su futuro, incluyendo si hay posibilidades de un paso al “pro” desde la high school, saltandose la etapa universitaria. En un país en el que la lucha por el amateurismo en categorías inferiores es muy grande, al menos desde un punto de vista formal, todas las alertas se han activado para vigilar el cumplimiento de las normas (Cain sigue compitiendo en el circuito profesional vestida de negro, sin marcas, y con un acuerdo con su entrenador similar a una colaboración no profesional). Y el futuro abre todos los interrogantes posibles a cuál puede ser su evolución y cómo se puede gestionar tanto éxito mediático y deportivo con sólo diecisiete años. Salazar, como gran parte de la opinión deportiva americana, están convencidos de estar ante uno de los mayores potenciales de los últimos años, y con una gran posibilidad de mejora en todos los ámbitos (como no puede ser de otra manera para una chica de diecisiete años), que van desde su constitución física, a aspectos tácticos y elementos técnicos como su técnica de carrera.

Lo apasionante de todo esto, está siendo observar el fenómeno, disfrutar de las carreras con las que ya nos ha obsequiado la joven atleta, y sobre todo, esperar ilusionados el futuro, pues al final, como siempre, es el tiempo el que escribirá su propio guion.

AJEE WILSON (New Jersey, 08.05.1994)

Ajee_Wilson

records-ajee-wilson

Mucho menos se ha escrito de Ajee Wilson, dos años mayor que Mary Cain, que en la temporada pasada ya se proclamó campeona del mundo junior en Barcelona en 800 metros (2:00.91), y que esta temporada, tras ser tercera en los trials americanos con 1:59.55 (segunda americana junior de toda la historia capaz de bajar de los dos minutos) y ganarse un billete para el mundial, ha sido sexta en la final de Moscú con un registro de 1:58.21, que suponen arrebatar a Mary Cain el récord junior que ella misma consiguió en junio (31 años después de Kim Gallaher).

La atleta de New Jersey, tras la victoria en el mundial junior de Barcelona decidió pasar a profesional cambiando su college por un contrato con Adidas, con la intención de “conseguir una plaza en el equipo americano para el campeonato del Mundo”, y a día de hoy, con la temporada ya finalizada, su decisión parece haber sido de lo más acertada.

Su entrenador desde el primer curso de high school sigue siendo Derek Thompson, quién dirige el Juventus Track Club en Philadelphia, y a dónde Wilson, que este año ha seguido viviendo en su casa de New Jersey y estudiando en Brookdale Community College, se desplazaba en cuanto terminaba sus clases. Para el nuevo curso ha sido aceptada por la Temple University de Philadelphia, donde se mudará para continuar creciendo como profesional al tiempo que avanza sus estudios.

Su progresión desde 2010 (año en el que finalizó quinta en el mundial junior de Moncton) está siendo más que prometedora y de momento ha pasado de correr en 2:04.18 en 2010; a 2:02.64 en 2011 (año en el que fue tercera en el mundial juvenil de Lille); a los mencionados 2:00.91 en 2012 y 1:58.21 esta temporada. Todas sus mejores marcas de cada temporada las ha logrado en su evento más importante del año (finales de mundial juvenil, junior o absoluto), lo que muestra, junto a su enorme talento, una gran capacidad competitiva que debería de seguir explotando en los años venideros.

Sin el tradicional paso por la universidad, Wilson se ha embarcado en seguir corriendo detrás de sus sueños por la vía profesional. Este año, su victoria en el campeonato nacional de pista cubierta en Alburqueque, abrió una gran temporada que se ha redondeado con la tercera posición en los trials y la posibilidad de rendir al máximo en el campeonato del mundo. Sexta mundial tras Moscú, octava si atendemos al ranking de 2013, su carrera ya no parece tener vuelta atrás, y está llamada a ser, junto a Mary Cain, la gran dominadora del medio fondo americano en los próximos años.

TRENIERE MOSER (Stow, Ohio, 27.10.1981)

Treniere_Moser

records-treniere-moser

Al referirnos a Treniere Moser debemos de utilizar el término segunda juventud para poder describir el año de una atleta que se ha proclamado por cuarta vez campeona estadounidense de 1.500 metros, regresando este año a un título de campeona nacional que ya lo tenía en tres ocasiones, pero para las que nos tenemos que remontar a 2005, 2006 y 2007. La atleta de ahora 31 años, corrió en 2006 en 4:03.32, pero desde entonces se ha ido moviendo desde los 4:07 a los 4:11 como mejores marcas por año, hasta que a las órdenes de Alberto Salazar, parece haber recuperado en 2013 el feeling perdido.

No obstante, su mala racha no se corta del todo aquí, ya que al igual que le ocurrió en 2005 y 2007, cuando pudo representar a su país en los mundiales pero sin lograr alcanzar la final, esta suerte no ha cambiado este año, y se ha visto obligada a perderse la cita mundialista por una lesión que la obligó a renunciar y dejar su puesto en el equipo estadounidense a Sarah Brown. Su resultado internacional más importante, sigue siendo la séptima plaza en el mundial indoor de Moscú de 2006.

El hecho de que 2013 ha sido para ella un buen año se refleja con un simple vistazo a sus mejores marcas, las cuales, en 1.500m (4:02.85) y en 5.000m (15:11.00) las ha logrado durante la presente temporada, batiendo en ambas distancias ampliamente sus registros de temporadas previas y sobre todo superando el bache en el que llevaba metida ya muchas temporadas.

Tras su marca personal en el Prefontaine Classic, que la coloca 14 en el ranking mundial del año, y la victoria en el nacional de Des Moines, Treniere Moser comenzó la gira europea, pero los problemas comenzaron a aparecer. En Mónaco sólo pudo ser décimotercera con un registro de 4:07.42, en una carrera en la que por primera vez en la historia, tres americanas (Brenda Martínez, Shannon Rowbury y Gabriele Anderson) bajaron de 4:02. Posteriormente, en la prueba de la Diamond League de Londres, no pudo finalizar la carrera de 3.000 metros. Tras viajar a Moscú su estado no mejoró y allí tuvo que tomar la difícil decisión de renunciar al mundial que cortaba su año de regreso a la primera fila del medio fondo nacional y mundial. No obstante, la decisión y la manera en la que se tomó, publicándose incluso las imágenes médicas de la lesión, dio lugar a suspicacias y distintas opiniones, que como suele pasar dio hasta para abrir un hilo de conversación en el conocido foro de Let’s Run. Tras recuperarse, la atleta ya sólo piensa en continuar la gran línea de 2013 y que el paso de una temporada entera junto a Salazar, más los réditos de este año en el que ha recuperado la sonrisa, siga dando sus frutos.

Los nuevos entrenamientos, incluyendo días en California con el resto del equipo junto al entrenador de velocidad John Smith y el biomecánico Ralph Mann, parecen haberle rejuvenecido. Comenzó el año con su mejor marca personal en tres mil metros indoor y lo ha cerrado pulverizando las de mil quinientos y cinco mil. En esa senda, 2014 deberá ser el de la confirmación de una veterana que aún quiere seguir dando su última palabra.

CORY McGEE (Pass Christian, Mississippi, 29.05.1992)

Cory_McGee

records-cory-mcgee

Dicen que la inspiración para correr, a Cory McGee le llegó en Grecia. Allí, durante los Juegos Olímpicos de 2004, su padre, antiguo miembro del FBI, estuvo destinado dentro del programa de seguridad y las victorias de El Guerrouj en la capital griega (1500 y 5000 metros) fueron inspiradoras para la joven atleta, quién ya de regreso a casa, desde 2005 fue creciendo en el atletismo desde la high school de Pass Christian a la universidad de los Gator de Florida.

Muy poco se conocía de McGee antes de este año, pero durante esta temporada ha cerrado un buen curso universitario, que ha incluido la segunda posición en 1.500m en las finales NCAA y un gran pódium en los campeonatos nacionales absolutos, dónde fue tercera tras Moser y Cain. Desde ahí, la temporada ya de por sí exigente para un atleta universitario que estira el estado de forma a los nacionales, tuvo que alargarse aún más, y tras Des Moines la gira europea giraba en torno a una única marca, los 4:09.00 que necesitaba para lograr una mínima B para poder estar en Moscú (ya clasificadas Jenny Simpson con wild card, junto a Moser y Cain). Las reglas del juego, sencillas. Si tras Des Moines, estando en Europa conseguía bajar de los 4:09, a Moscú. Si no, de regreso a Gainsville a preparar el año de senior. La dificultad del objetivo, evidente: hasta el momento, en toda la historia, sólo 10 atletas NCAA habían roto esa barrera de los 4:09 (con atletas de la talla de la propia Simpson, Suzy Hamilton, Sally Kipyego o Sarah Bowman entre otras).

La ilusión mueve montañas, y Cory McGee, se fue a Bélgica con el objetivo en la cabeza. Primero con unos 4:09.85 demostró lo cerca que estaba. Después corrió en Heusden con una gran agresividad a sólo una semana de cerrarse el plazo para lograr la mínima. Todo o nada, y unos fantásticos 4:06.67 que la ponían directa en Moscú, demostrando una competitividad y clase fuera de toda duda. En Moscú sólo pudo ser décima en su serie (4:12.33), pero los picos de forma no son inagotables, y esa ya no era su guerra. Su batalla de este año estaba ganada con creces y ahora nos queda seguir viendo sus evoluciones, porque con esa combatividad y clase, Cory McGee, camino de los veintidós años, puede dar mucho que hablar, y de momento con la experiencia de Moscú en el bolsillo, se ha convertido en la tercera universitaria más rápida de la historia NCAA, igualada con Sally Kipyego, y sólo superada por Jenny Simpson y Hannah England.

La lista de destacadas estadounidenses del medio fondo podría seguir creciendo con nombres como la más veterana Shannon Rowbury (19.09.1984), tercera en el mil quinientos de Berlín, sexta en Londres y séptima en Pekín, que este año ya ha competido en Moscú en los 5.000 metros (séptima), pero que acredita la tercera mejor marca USA del año con 4:01.28;  Sarah Brown (15.10.1986), en Moscú a última hora tras la baja de Treniere Moser y que este año ha logrado su mejor marca en los 1.500 con 4:05.27; Gabrielle Anderson (25.07.1986), que acredita como mejor marca 4:01.48 logrados en julio en Mónaco;  Kate Grace (24.10.1988), cuarta en los 800 metros del nacional y que ha corrido en 2013 en su mejor marca, 1:59.47; la joven ochocentista Laura Roesler (19.12.1991), segunda en las finales NCAA y quinta en los trials con su mejor marca personal de 2:00.23; Heather Kampf (19.01.1987), que acredita en el 800m una marca de 2:00.04 lograda en julio; e incluso Katie McKey (12.11.1987), que ha corrido en 2013 en 2:02.00 y 4:04.60, en una lista que resulta tan grande como el ya señalado hecho de que podemos movernos en un abanico en el cual 17 mujeres en los 800 metros y 20 en los 1.500, tenían mínima B a lo largo de 2013 para el Campeonato del Mundo de Moscú.

Leer más sobre:   Atletismo de éliteAtletismo internacionalMoscú 2013

Un comentario

  1. ChemaBZ
    (28-Oct-2013 | 11:25)

    Articulazo. Nada más que añadir.

    http://www.soy-cobarde.blogspot.com.es

Queremos saber tu opinión

Debes estar registrado para poder comentar en Foroatletismo.com

¿No eres aún foroatleta? Regístrate