johnsonMichael Johnson se queda sin la medalla de oro del relevo de 4×400 metros de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 por la confesión de dopaje de uno de sus compañeros en esa prueba, Antonio Pettigrew, que admitió el uso de sustancias ilegales en el juicio contra el entrenador Trevor Graham.

Johnson escribió en su columna del ‘Daily Telegraph’ lo siguiento: sé que no gané esa medalla de un modo legal y es algo sucio. Aunque es difícil se la devolveré al Comité Olímpico Internacional porque no la quiero. Me siento engañado, traicionado y defraudado”.

Alvin y Calvin Harrison, y Jerome Young, compañeros de Johnson y Pettigrew en ese equipo de relevos de 4×400 olímpico, ya fueron suspendidos.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.