El británico Mohammed Farah y el estadounidense Galen Rupp han hecho historia en Londres al proclamarse campeón y subcampeón olímpicos, respectivamente, en la distancia de diez mil metros, dejando atrás a la marea de atletas africanos con Tariku Bekele en la tercera posición. Miguel Ángel López firmó un magnífico quinto puesto en los veinte kilómetros marcha, en su debut olímpico.

Alberto Salazar tiene motivos, y muy buenos, para sentirse orgulloso de sus pupilos. Mohammed Farah ha podido brindar hoy a sus compatriotas británicos un oro olímpico, y nada menos que en los diez mil metros, distancia acotada los últimos años por los atletas africanos. Y el estadounidense Galen Rupp volverá al otro lado del charco con una plata que nadie esperaba pero que a nadie le sorprende, por lo menos no a tenor de la facilidad demostrada por el espigado americano. La carrera arrancó lenta, táctica, con los eritreos Tadesse y Medhin vigilando atentamente a los hermanos Bekele y al reciente campeón de Europa Polat Arikan, con tímidos ataques y tirones y poca intención general de avivar el ritmo. Y como tiburones oliendo la sangre, Mo Farah y Galen Rupp, los discípulos de Alberto Salazar en Oregon, que llegaron con las fuerzas intactas a los últimos compases de la prueba y con ganas de pisotear las estadísticas. Se impuso el espectacular final de Farah, que no supo ocultar su euforia y menos aún cuando su mujer e hija saltaron a la pista para felicitarle delante del país que le vio crecer como persona y atleta. Pero segundo entró Rupp, arrancando las pegatinas al pequeño de los Bekele en los últimos metros y plasmando su increíble calidad en una medalla olímpica de plata, en un día inolvidable para Alberto Salazar y una carrera que pareciera sacada de los años ochenta.

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ DEBUTA CON UN QUINTO PUESTO EN 20 KILÓMETROS

La gran noticia del día para el atletismo español, además de la clasificación para la final de Marta Domínguez en obstáculos, fue el quinto puesto del murciano Miguel Ángel López en los veinte kilómetros marcha. En su debut olímpico, López supo leer muy bien una prueba de inicio lento y final trepidante, manteniéndose en todo momento en puestos de cabeza y recogiendo cadáveres de aquellos que no podían aguantar el ritmo. Finalmente consiguió una gran quinta plaza en su debut olímpico, además de una marca de 1:19.49 horas. Mejora así el murciano en más de un minuto su anterior tope personal y se coloca como quinto español de todos los tiempos, mientras que el junior Álvaro Martín se retiraba de la prueba al paso por el decimocuarto kilómetro. Se impuso en el podio olímpico el chino Ding Chen, con récord olímpico, en dura lucha con el guatemanteco Barrondo y relegando al principal favorito Wang a la tercera plaza.

SANDRA PERKOVIC SE CORONA COMO REINA DEL DISCO

La croata Sandra Perkovic ha dejado de ser una promesa del disco mundial para convertirse en campeona olímpica. La joven campeona de Europa lanzó un aviso de 68.11 metros a sus contringantes, para sentenciar su título olímpico en tercer lanzamiento con un nuevo récord nacional de 69.11, absolutamente inalcanzable para el resto de atletas. Se confirma así como la nueva lideresa del lanzamiento de disco a nivel mundial, con una juventud (tan sólo tiene veintidós años de edad) que invita a pensar en grandes cosas de cara al futuro en una disciplina algo huérfana de grandes marcas en los últimos tiempos.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.