En una decisión aprobada hoy en Atenas por la ejecutiva del Comité Olímpico Internacional, se ha decidido que todo deportista que de positivo en un control antidopaje y se le sancione por más de seis meses, sera apartado de los Juegos por un periodo de cuatro años.

Esta medida restrictiva entrara en vigor el 1 de julio de este año, así pues, si un atleta da positivo en Pekín 2008, inmediatamente será apartado de los Juegos de Londres 2012

Giselle Davies, portavoz del COI, declaró que esta medida es una sanción y no una postura moral. Dará lo mismo si el atleta ha sido sancionado en competiciones locales, campeonatos del mundo o en los Juegos. Davies señaló el empeño del COI por erradicar el dopaje del atletismo.

Aparte, la ejecutiva del COI ha propuesto dos nuevos candidatos para su asamblea. Uno de ellos ya forma parte de ella, el ucraniano Sergei Bubka, y el otro será el turco Ugur Erdenet, cuya admisión será votada en una asamblea a celebrar en agosto

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.