ORTEGA

Orlando Ortega ha estrenado su nacionalidad española a nivel internacional de la mejor manera imaginable: se ha proclamado subcampeón olímpico de 110 metros vallas en Río de Janeiro corriendo por la calle siete, con una marca de 13.17 segundos y sin amenazar en ningún momento la victoria del jamaicano McLeod. Tercero ha sido el francés Dimitri Bascou con 13.24 segundos.

El español llegaba como uno de los favoritos tras haber arrasado tanto en unas accidentadas series clasificatorias– accidentadas por la lluvia – como también en semifinales. Ha ganado el jamaicano Omar McLeod, que desde el primer momento ha llevado la delantera de la prueba sin oposición.

Hecho un auténtico mar de lágrimas, en declaraciones a TVE el español ha alcanzado a agradecer el apoyo a su familia y amigos, “han sido tres años sumamente difíciles para mí”, afirmando que traerá “muchos más éxitos para el pueblo español” y mandando un aviso para navegantes: “Orlando no tiene límites, esto no acaba aquí”, decía a la cadena pública española tras abrazarse con su padre.

LA MEDALLA QUE ROMPE LA SEQUÍA

Se trata de la primera medalla para la delegación española de atletismo en estos Juegos Olímpicos y la que rompe la sequía nacional desde la edición de 2004 en Atenas. Se trata igualmente de la decimotercera medalla que consigue el atletismo español en unos Juegos Olímpicos, y la quinta de plata junto con las de Jorge Llopart en 50 km marcha(1980), Antonio Peñalver en decathlon (1992), Fermín Cacho en 1.500 metros (1996) y Paquillo Fernández en 20 km marcha (2004).

Este año además Ortega ha batido dos veces el récord de España después de haber adquirido la nacionalidad de nuestro país: lo hizo en mayo en la Diamond League de Doha (13.12) y más tarde en la prueba de Mónaco (13.04).

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.