pedrosoDespués de su retirada hace varios meses, el cubano Iván Pedroso aún siente esas vibraciones típicas en los atletas en activo. “No he perdido las ganas de seguir compitiendo, pero todo tiene un final, y ahora trasladaré mi experiencia a atletas jóvenes para que lo hagan mejor que yo”.

El ganador de la medalla de oro en salto de longitud en Sidney 2000 con un salto de 8 55, ahora funcionario de deportes cubano, se declara aún así feliz, ya que “estoy cerca de las pistas haciendo lo que más me gusta”.

Ganador aparte del oro olímpico, de cuatro títulos del mundo al aire libre y cinco bajo techo, se muestra especialmente orgulloso de su medalla en Australia, la cual consiguió según él después de muchos problemas, de manera dramática.

Declaró que el equipo para Pekín 2008 es muy joven, entre 21 y 25 años, pero que posee una gran madurez, y lo ve con muchas posibilidades para lograr medallas, no solo en Pekín, sino en Londres 2012 y más allá.

A sus 36 años, el cubano aún se mantiene en forma, y cuida con esmero la preparación de sus compatriotas en Venezuela, “un grupo está en Barinas y otro en Trujillo. Estoy trabajando con los saltadores ayudándoles en la técnica, competición y traspasándoles mi experiencia”.

El ex atleta mira con buenos ojos las posibilidades de su equipo, pero también las de Irving Saladino y el marchista de Ecuador Rolando Saquipay, y en general de el atletismo latinoamericano, preparado y listo para entrar entre los mejores.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.