Pekín 2015: Un postmundial lleno de noticias

Publicado por 07/09/15 - 17:28

boltselfie

Acabado el Campeonato del Mundo de Pekín es momento de hacer balance y reflexionar sobre los logros cosechados. Es evidente que la gran sorpresa es la victoria colectiva de Kenia, que logró que brillaran su grandes estrellas (Kemboi, Kiprop y Rudisha) con la única excepción de sus maratonianos (Kimetto, Korir y Kipsang). Pero, además, logró algo histórico como fueron las victorias en jabalina, primera vez en su historia que consiguen un oro en un concurso, y el 400 mv.

El bajón de Rusia y EEUU

En la parte negativa estuvo Rusia, que pasó de 17 medallas en Moscú a 4 medallas en Pekín. Es evidente que los escándalos de dopaje mermó el equipo. El equipo ruso tiene a buena parte de sus mejores marchadores sancionados, tuvo 5 bajas de última hora antes de llegar a Pekín y a eso se le suma que otras de sus figuras, como Isinbayeva, no compitieron este año. La actuación del equipo fue muy criticada por su ministro de deportes, Mutko, que arremetió sin contemplaciones contra los técnicos y atletas de lanzamientos.

EEUU También estuvo por debajo de lo habitual, sobre todo en carreras masculinas, vallas y relevos. En carreras masculinas individuales se fueron sin un solo metal, algo que nunca había acontecido en la historia desde los primeros JJOO, en Atenas 1896.

Además de Kenia, los grandes triunfadores fueron la velocidad jamaicana, Canadá, China, etc.

Perdiendo las medallas

Las celebraciones siempre dan lugar a anécdotas e historias. La que más repercusión mediática tuvo este año fue la de perdida de la medalla por parte de Fajdek. El lanzador polaco bebió en exceso en la celebración posterior a su triunfo y, según él, perdió la medalla. Un taxista aseguró que la recibió como forma de pago. Lo que está confirmado es que Pawel Fajdek llegó a su hotel sin la medalla de oro que había conseguido en la prueba de martillo. Finalmente, logró recuperar su medalla después de la intervención policial, que logró convencer al taxista.

Pero no fue este el único lío con las medallas durante el Campeonato del Mundo de Pekín. Fajdek logró recuperar su medalla al día siguiente pero el chino Zhang Guowei y Bohdan Bondarenko tardaron cuatro días en tener su medalla correcta. El Nido del Pájaro fue testigo de un desempate que libraron Zhang Guowei, Bohdan Bondarenko y Derek Drouin. Los tres superaron los 2.33 y se fueron a 2.36. Los tres fallaron y se produjo el consiguiente desempate, primero tuvieron una cuarta intentona sobre esa altura que no fueron capaces de superar y, después, bajaron a 2.34.

Después de una igualada lucha, el triunfo fue a parar en el desempate para el canadiense que se hizo con la medalla de oro gracias a que logró superar esos 2.34 . La medalla de plata fue compartida por Zhang y Bondarenko. El catarí Barshim, otro de los grandes favoritos, se quedó a las puertas de esas medallas.

El fallo llegó en la entrega de medallas cuando se equivocaron en la entrega ya que cada medalla llevaba inscrito el nombre del atleta. Bohdan Bondarenko, que ya demostró en más de una ocasión su sentido del humor, se mostraba muy lacónico con el fallo: “sabía que tenía el mismo resultado que Guowei. Pero no creo que tengamos el mismo nombre”, dijo Bondarenko.

En la reunión de Zúrich, se volvieron a ver las caras y, en esa ocasión, intercambiaron sus medallas.

Manangoi y los masáis

Manangoi fue una de las grandes sorpresas del Campeonato del Mundo gracias a su sorprendente medalla de plata en el 1500. Este año logró bajar de 3.30 en la fantástica carrera de Mónaco, en esa ocasión llegó a una centésima de Nick Willis. Su mejor marca del año pasado era 3:35.0 y en el 2013 compitió en 400 donde llegó a ser cuarto en los Campeonatos de Kenia con una marca de 46.5.

El cambio en dos años es sustancial, pasó de estar corriendo 400 en sus campeonatos nacionales y en los trials para Moscú a ser medalla de plata en una de las pruebas de más nivel de todo el Campeonato del Mundo. Pero en Pekín llamó la atención de todos al declarar a Let´s Run que su intención era celebrar su medalla bebiendo sangre de cabra. Manangoi es masái y esta tribu tiene por costumbre beber sangre de su ganado. La sangre la obtienen después de hacer un corte en el cuello de sus animales.

No hay muchos atletas masáis destacados pero entre ellos está David Rudisha que, una vez conocidas las intenciones de su compatriota, dijo en Twitter “Aquí está un masái, bebedor de sangre de cabra”.

Bernard Lagat, que también es de origen masái, comentó la entrevista con Manangoi.

Trasplante de riñón tras ganar medalla

El norteamericano Aries Merritt sufrió un trasplante de riñón después de ser medalla de bronce en Pekín. En el caso de Merritt, fue su propia hermana mayor la que le donó el riñón.

El recordman mundial de los 110 mv tendrá que esperar unos cuantos meses para saber si su cuerpo no rechaza el riñón donado. Los médicos hablan de, al menos, cuatro meses que serán cruciales para saber el futuro de Merritt.

Su entrenador, Andreas Behm, considera que su recuperación y su estado después de la operación es un territorio por explorar y que no sabe como se encontrará una vez que recuperen los entrenamientos. No hay muchos precedentes de atletas del máximo nivel que hayan sufrido un trasplante de riñón.

El año 2012 fue el más exitoso en la carrera de Merritt. Ese año logró bajar 8 veces de 13 segundos, incluyendo el vigente récord del mundo (12.80), y fue campeón olímpico, pero en 2013 se empezó a encontrar mal. Tuvo dolores en el estómago, hinchazón y malestar que lo llevaron a visitar a los médicos que, con el tiempo, le diagnosticaron un problema renal que se complicó con un virus.

La mayoría de pacientes con la enfermedad de Merritt acaban en diálisis. El campeón olímpico estuvo a tratamiento durante 8 meses en los que alternó su estancia hospitalaria con los entrenamientos cuando estaba fuera. El problema es que se cansaba rápidamente, tenía anemia y su problema renal impedía la llegada de oxígeno a sus músculos con la suficiente rapidez.

Solidaridad con Kira Grünberg

El postmundial también nos dejó otras muestras de solidaridad como la que llevaron a cabo Renaud Lavillenie y Yarisley Silva con la saltadora Kira Grünberg, que se quedó tetrapléjica hace un mes a consecuencia de una mala caída mientras entrenaba. El francés participó gratuitamente en una competición en Salzburgo (Austria) que tenía como fin recaudar fondos para la saltadora austríaca.

Silva, nada más ser campeona del mundo, colgó en su cuenta de Facebook la camiseta con la que quedó campeona y un texto en que anunciaba que la subastaría en eBay y que lo que ofrecieran por ella se lo entregaría a la atleta accidentada. La intención de la cubana, según comentaba en su cuenta de Facebook, era recaudar fondos para la familia de Kira: “Es mi pequeña ayuda para que pueda seguir un tratamiento y recuperarse en el futuro”. Esta es la cuenta de eBay en la que se subasta la camiseta de Silva.

Las celebracions más espectaculares

La finalización del mundial también nos trajo celebraciones, una de las más sonadas fue la llegada de los atletas kenianos:

Y también la de Dafne Schippers al aeropuerto. Ella en la cabina del piloto y todo el aeoropuerto rindiendo honores.

Hubo cierta polémica en la llegada de los atletas kenianos. Según determinada prensa sensacionalista keniana, Yego habría recibido una gran oferta económica para hacerse catarí. La supuesta oferta superaría los 7 millones de euros al cambio. Sin embargo, el lanzador desmintió que hubiera existido ninguna oferta.

Leer más sobre:   Atletismo de éliteAtletismo internacional

Queremos saber tu opinión

Debes estar registrado para poder comentar en Foroatletismo.com

¿No eres aún foroatleta? Regístrate