OLYMPICS

El atleta jamaicano Usain Bolt está rompiendo en estos Juegos Olímpicos tanto el cronómetro como los calificativos. E.T, extraterrestre, el hombre bala, son algunos de los que le han definido tras sus dos exhibiciones en los 100 y 200 metros, donde se ha colgado la medalla de oro y ha batido sendos récords del mundo, el último hoy, en el doble hectómetro, la mítica marca del americano Michael Johnson.

Para Bolt “todo esto es un sueño hecho realidad”. El jamaicano ha acabado hoy la prueba exultante, eufórico. “Sí, estaba muy emocionado, conmocionado diría yo. Siempre había soñado con ser yo el que batiera esta marca…”.

Usain Bolt hacía un balance de la carrera de hoy: “Despúes de las semifinales andaba un poco preocupado. Sólo tuve que sobreponerme y pensar que debía darlo todo en la pista”. En el momento de la carrera “tuve una buena salida, y desde allí me propuse correr la curva lo más rápido posible. Al entrar en la recta lo tuve claro, no podía dejar escapar la victoria. Me dije: ahora no te vayas a morir…”.

Nada más cruzar la meta “miré el marcador y lo vi sobreimpresionado: nuevo récord del mundo. No me lo podía creer, nunca lo hubiera esperado por muy duro que he trabajado durante estos meses. Ahora sólo me queda seguir trabajando igual para mantenerme muchos años arriba”.

Usain Bolt, el nuevo extraterrestre en la galaxia de la velocidad.

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.