alvaro enciende la mecha

Para el atletismo patrio hubo dos grandes noticias en el mitin alemán de Karlsruhe. La primera, la del vallisoletano Álvaro Rodríguez que obtenía su mejor marca personal con 3:38.06, que le aupaba al primer puesto en el ránking europeo del año y, además, acompañado de mínima para el Mundial. Ya el año pasado estuvo en la final del Europeo bajo techo y con la calidad que atesora tiene papeletas para ir a Qatar.

El que no se sabe si irá a Doha es el sevillano Antonio Reina, el cual nos daba la otra gran alegría. Posiblemente sea el mejor exponente de la generación del 81, y que vivió en la Copa del Mundo de 2002 en España, en el Estadio de Madrid, su mayor éxito hasta ahora. Aquellos 1:43.83 representaban un nuevo récord nacional al aire libre. Pasados los años, y con las malditas lesiones por el camino, el andaluz se diluyó. Ya no era aquel que en 2005, y a lo ‘Juantorena’, ganaba el Nacional de aire libre en 400 y 800. Pero lo mejor de todo es lo que nos decía tras felicitarle por su 1:47.69 de Karlsruhe: “Muchas gracias. Tuve buenas sensaciones. Mejores de las que me esperaba, de ahí que saliera tan atrás y luego tuviese que remontar.  Estoy teniendo muy buena temporada invernal, y sin preparla en absoluto. Todas las miras van hacia Barcelona. ¡Me volví a encontrar como antaño!”. Reina vuelve a la senda que nunca debió perder.

Álvaro, en cambio, se lamentaba por el inicio de carrera que tuvo. “Salí muy rápido. A 56 segundos el primer 400. Iba con los africanos, pero estoy contento con la marca. Esto es un buen presagio de lo que puede venir”. Con los focos puestos en David Bustos, Álvaro está liberado de ser el ‘júnior’ de oro. No tiene que demostrar nada a nadie. Sólo a sí mismo. Su propia ambición es la que le permitirá llegar a sus metas.

Además de la participación de los atletas españoles, destacar el 7:43.44 de Shaheen en el 3000 al que las liebres le llevaron en 5:05 en el paso por el 2000. La victoria en el 60 vallas fue para el checo Svoboda (con 7.50) por delante del estadounidense Allen Johnson (7.58). En la carrera de Álvaro, el ganador fue el keniano Gathimba con 3:37.01. Mientras que en la de Antonio, la victoria fue para el ruso Borzakovskiy con 1:45.94. Destacar la actuación del segundo clasificado, el checo Holusa, que con 1:46.09 batía el récord de su país. En la pértiga, se impuso en el desempate sobre 5.61 el francés Mesnil.

Entre las mujeres, la gran sensación del momento en la velocidad, Laverne Jones-Ferrette ganó claramente en la final de 60 metros con 7.11 segundos. Pero es que en su semifinal ¡venció con 7.09! Sin resultados destacados en grandes campeonatos, la atleta de Islas Vírgenes se postula como una de las favoritas al oro en Qatar. En la prueba de vallas se impuso la estadounidense Lolo Jones con 7.90. En altura, la alemana Friedrich ascendió hasta los 2 metros con lo que se prevé, de nuevo, una bonita lucha frente a la croata Vlasic. En la prueba larga, en los 3000, venció la keniana Kibet con un buen registro de 8:41.24. Segunda fue la rusa Alminova que con 8:47.57 apunta a repetir la tan buena temporada invernal que realizó el año pasado. Por último, en el 1500, la etíope Gelete Burka, sin rivales que la inquietasen, consiguió un magnífico 4:03.92.

Foto de Álvaro Rodríguez obtenida de la página web www.alvaro-rodriguez.es donde se le ve inaugurando las fiestas de Peñafiel

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.