laverne_jones-ferrette_OT

No hay quien la pare. Está siendo esta temporada invernal la reina de la velocidad, y no se vislumbra a nadie quien pueda echarle el guante. Es Laverne Jones-Ferrette. La atleta de Islas Vírgenes volvió a ganar un 60 m. con una marca de escándalo: 6.97. La segunda clasificada fue Carmelita Jeter (7.05, mejor marca personal). Jones-Ferrette declaró tras acabar que “siempre sentí que podía correr más rápido con el estado de forma en el que estoy, pero nunca imaginé que pudiera bajar de 7.00 segundos. Ha sido una gran sorpresa para mí”. Y tanto. No en vano es la primera mujer que baja de esa barrera en los últimos diez años. La última fue la griega Thánou cuando ganó el Mundial de Maebashi’99 con 6.96 segundos. El récord del mundo es de la gran Irina Privalova en 6.92 (por dos veces y ambas en la magnífica pista para la velocidad del antiguo Palacio de Deportes de Madrid).

La otra gran protagonista fue la etíope Meseret Defar que con sus 8:24.46 se quedó a menos de un segundo de su propia plusmarca mundial (8:23.72). Increíble fue su último kilómetro en menos de 2:44. Justo por detrás entró su compatriota Sentayehu Ejigu con otro extraordinario registro: 8:25.27.

En el 60 vallas, la canadiense Priscilla Lopes-Schlieb (7.82) pudo con la estadounidense Lolo Jones (7.97). En categoría masculina la diferencia fue mucho más ajustada entre el cubano Dayron Robles (7.48) y el estadounidense David Olivier (7.49). Mejores marcas mundiales del año para los ganadores.

En el 60 hombres no se acercaron al récord del mundo como en categoría femenina. El triunfo se lo llevó el jamaicano Lerone Clarke con 6.57 aventajando en una centésima a Churandy Martina de Antillas Holandesas (6.58).

En el 1500, el actual campeón del mundo bajo techo, el etíope Deresse Mekkonen venció de forma holgada con un fantástico 3:34.17. Juan Carlos Higuero, bronce mundial en Valencia’08, tan sólo pudo acreditar un 3:40.76 finalizando en quinta posición. Aún le quedan algunas semanas al burgalés para afinar su estado de forma tras su concentración en la altura de Sierra Nevada (Granada). En mujeres, la etíope Gelete Burka rebajó su propia mejor marca mundial del año. Realizó 4:03.44, mientras que la rusa Alminova, segunda clasificada, marcó unos buenísimos también 4:03.88. Desde luego que los ingredientes para que nuestra Natalia Rodríguez se tome la revancha están ahí: Burka fue quien, con su caída al empujarla Natalia, privó a la española de llevarse el oro en Berlín; y la rusa fue la que se llevó el oro en el Europeo de Turín, relegando a la tarraconense a la plata. Sin embargo, y sin patriotismos, apuesten por la española. Vuela.

En el 3000 masculino, el keniano Kipchoge pudo con Tariku Bekele, actual campeón mundial indoor. La marca de Kipchoge fue 7:32.99 mientras que el etíope se quedó con unos buenos también 7:33.81. Hubo representación española en esta carrera con el burgalés Diego Ruiz (7:52.86, mínima para Qatar) en sexta posición, y el malagueño Álvaro Fernández, noveno, que bajaba de la barrera de los ocho minutos (7:57.89).

En el 800, otro campeón mundial como el sudanés Abubaker Kaki, se llevó la victoria con 1:46.47. El sevillano Antonio Reina sigue transmitiendo buenas sensaciones. Su marca fue de 1:47.88 entrando en cuarta posición.

En la pértiga, récord sudamericano para la brasileña Murer con 4.81 metros. Segunda fue la campeona mundial al aire libre, la polaca Rogowska con 4.71. En categoría masculina, la victoria se la llevó el alemán Alexander Straub con 5.75.

Por último, en la longitud ninguno superó los 8 metros. El ganador fue el chino Li Jinzhe con 7.92 metros. El campeón mundial al aire libre, el estadounidense Dwight Philips, después de dos apariciones en los 60 metros, decepcionó con 7.72 metros.

 

Foto obtenida de la página web del mitin de Stuttgart http://www.sparkassen-cup.de/

Escribir respuesta

Notificarme los nuevos comentarios por Email. También puedes suscribirte sin comentar.