Reunión de Valencia: (¡¡¡7:32.41!!!) Sergio ‘Corazón de León’ puede con el récord de Europa de 3000 de Alberto García

Publicado por 14/02/10 - 19:00

Sergio_record_de 3000

Volvió a hacerlo. Como si del mismísimo rey de Inglaterra Ricardo I Corazón de León se tratara, Sergio Sánchez puso al público en pie… y a sus pies. Sergio, natural de Ciñera de Gordón (León) ha nacido para correr. Y para correr muy rápido. Tanto como su último kilómetro en una carrera que se la puede calificar con cualquier nombre, menos la de preparada para hacer un récord de Europa. Tan sólo la primera liebre, el argentino Carriqueo, cumplió con el paso que le pidieron (hizo 2:31 al paso por el 1000) Sólo sobrepasaba por un segundo el tiempo que le pedían de 2:30, pero no fue fallo de él según nos comentó al finalizar la carrera. “Tenía que ir esperando a la segunda liebre que se iba descolgando”. Y, efectivamente, el keniano Cheruiyot hizo todo lo que no debe hacer una liebre: frenar la carrera y estorbar. La frenó de tal manera que si el paso por el primer 1000 era ideal, el 2º (5:06) echaba por tierra cualquier posibilidad de batir el récord de Europa. ¿He dicho cualquier posibilidad? Bueno, maticemos. Alguna debía quedar, pero no se atisbaba. No, porque esa segunda liebre, que llegó en cabeza hasta el 1900, no contento con frenar la carrera, quiso cerrar en esa contrarrecta al español para que no le pasara. Por suerte a Sergio le dio tiempo a pasarle por el interior. Ahí, menos mal, se produjo una de las claves en la consecución del récord. De haber esperado sólo unos metros más para adelantarle, “la constelación de estrellas” a la que tanto aludía el español para batir el récord, le hubieran hecho estrellarse contra la barrera de los 7:33.

Pero lo que sucedió a partir de ese kilómetro 2 (desde el 1900 m. con Sergio delante del campeón olímpico de 3000 obstáculos, Kipruto que sucumbió ante el español) fue sencillamente extraordinario, genial, épico. Solo frente al crono, pero jaleado cada vuelta por el público que asistía al Lluís Puig (que no llegó a la media entrada), Sergio fue moviendo cada vez más rápido las piernas. Cada vez había más frecuencia, cada vez más velocidad. ¿Alguien en su sano juicio pensó que con el paso de 5:06 Sergio podría batir el récord? Imagino que sólo la locura del leonés le hizo pensar que sí. Ya está acostumbrado a las machadas. Le pasó en la consecución de la mejor marca europea de todos los tiempos de 2000 metros. Tres liebres para que le llevaran hasta el 1000. Pero no. Las tres, a la vez, se pararon en la tercera vuelta al paso por el 540 m. (la cuerda de Oviedo es de 180 metros). Según nos dijo esa misma noche en foroatletismo.com, cuando vio que le dejaban solo pensó ““hay mucha gente en la grada que desea ver un récord. Mis sensaciones son buenas, ¡¡¡vamos a ponernos a correr en solitario!!!”. Como siga así con estas exhibiciones, podrá escribir el prólogo en el siguiente libro de “La soledad del corredor de fondo”. O mejor el epílogo, porque vaya forma de terminar la del gordonés…

Diferencias entre el récord de Alberto García y el de Sergio Sánchez

Existen muchas, pero sólo citaremos algunas:
– Uno fue en Sevilla en 2003, y el otro ha sido en Valencia en 2010.
– Uno fue ante un pabellón de San Pablo repleto de gente y otro en un Lluís Puig medio lleno (o medio vacío, como prefieran).
– Uno fue conseguido con una labor impecable de las liebres (2:31 Arturo Casado, y Pedro Esteso 3:47 en su paso por el 1500 llegando hasta el 1700 -Alberto pasó en 5:02 el 2000-), y otro ha sido conseguido a pesar de la segunda liebre que le hizo pasar el 2º kilómetro en 5:06 a Sergio.
– Uno tuvo al defensor del récord en pista (Cacho, que en eso momento poseía el récord, estaba en la línea de salida junto a Alberto), y el otro ha tenido al aspirante solo ante el reto.
– Uno fue conseguido por un atleta consagrado que venía de ser campeón de Europa de 3000 en pista cubierta, campeón de Europa de 5000 y campeón de la Copa del Mundo de 5000 (todo el año anterior), y otro venía de ser un ‘goloso’ de medallas de chocolate, siendo 4º de Europa de 3000 en pista cubierta y 4º de Europa de Cross.
– Uno lo conseguía el día de 32º cumpleaños, y el otro lo ha hecho con 27 años (el 1 de octubre cumplirá 28).
– Uno, con la nube de fotógrafos y cámaras encima, no vio cómo su rival Jesús España iba deportivamente a felicitarle tras la carrera, y otro, terminando su vuelta de honor, cogía el brazo y señalaba a su amigo Jesús en clara referencia al respeto y admiración que le profesa.
– Uno tuvo la repercusión mediática propia de las grandes gestas, con seguimiento diario previo de los principales periódicos deportivos y transmitido en directo por la 2, y el otro fue hecho casi en el oscurantismo sin que la televisión pública (ni tampoco la privada) lo transmitiera en directo.

En lo que sí coinciden es en el óptimo estado de forma en el que venían ambos. Uno, Alberto, venía de pulverizar el récord de Europa de 5000 en pista cubierta. El otro, Sergio, tenía ya lo que tanto ansiaba: la mejor marca europea de 2000 metros de todos los tiempos.

¿Cómo se puede explicar lo que representa el conseguir (y sobre todo la forma de hacerlo) este 7:32.41?

Incluso para los más versados en este maravilloso deporte como es el atletismo, aún les costará creer la gesta realizada este fin de semana por Sergio. En este caso, el tiempo y la distancia son los que ponen a cada uno en su sitio y el siguiente dato es escalofriante. La mínima para el Nacional de 1500 es 3:50.00 y la mínima para el Mundial de Qatar es 3:42.50. Pues bien, el paso por el 1500 de Sergio fue de 3:49.9 (momento en el que pasó al campeón olímpico Kipruto y golpeó en la espalda a la liebre para que tratara, sin éxito, de ir más rápido). Ese ritmo al paso por el ecuador, era para bajar justamente de 7:40.00. ¿Pero cómo hacer, a partir de ahí para batir el récord de Europa? Pues ‘muy fácil’: hacer la mínima mundialista de 1500. La segunda parte de la carrera, el señor Sánchez hizo ¡¡¡3:42.5!!! El último kilómetro acabó él solo en 2:25, pero lo más sorprendente no era eso. Lo más extraordinario llegaba al final.

“Un récord en tres vueltas”

Ese fue el titular que me dio Anacleto Jiménez, campeón de Europa de 3000 metros en Estocolmo’96, al ver la proeza del gordonés y preguntarle por sus sensaciones tras presenciar la carrera. Y desde luego, si atendemos al último 500, así es (6’20’’7 -2500-; 6’50’’3 -2700- y 7’18’’4 -2900-). Es decir, 1’11’’7 el último 500, 42’’1 el último 300, y 14’’ justos el último 100. ¿Quién puede en el mundo ahora mismo con Sergio Sánchez?

Progresión aritmética en pista cubierta

Los últimos dos años, Sergio ha vivido su verdadera eclosión. Pasó de tener 7:59 en 2008 a 7:43 el año pasado. Son 16 segundos de mejora, que si los mantuviéramos como progresión aritmética, darían unos impensables hace dos días 7:27. ¿Cuánto podía haber hecho con una liebre que le llevara hasta el 2000 a ritmo de 5’00-5’01’’? Parece que, visto lo visto, por debajo de esos 7:30 que nos confesaba que podía hacer.

Actuación del resto de españoles

Eclipsados por el atleta del F.C. Barcelona, también corrieron Jesús España que hizo 7:45.60, cuarto. En sexta posición llegó el mediofondista Arturo Casado que obtuvo un brillantísimo registro de 7:49.86, mejor marca personal y mínima para el Mundial. Octavo fue el pequeño de los España, Francisco, con 7:58.63 y noveno su tocayo Francisco Javier Alves con 7:58.63.

¿Hay alguien en el mundo que pueda con Sergio Sánchez?

Nos lo preguntábamos antes, y la respuesta la tendremos en un mes en el Mundial de Qatar, pero si hacemos un poco de historia respecto a otros Mundiales bajo techo, tan sólo Gebrselassie en París’97 con una exhibición desde el principio (2:33.94-4:59.90-7:34.71) y Bekele en Moscú’06 acabando en 2’23’’ aproximadamente el último kilómetro (hizo 7:39.32 destrozando a Saheen y a Kipchoge) se pueden comparar a lo realizado por el español. El hermano de Kenenisa, Tariku, hizo en el Mundial de Valencia’08 (donde Sergio quedó octavo) 2’22’’ aproximadamente el último kilómetro, pero él ganó con 7:48.23. Esa es la gran diferencia, porque, ¿quién hay en el mundo que pueda hacer 7:32.41 pasando en 5:06.73? Por lo menos hay uno y es español. Se llama Sergio Sánchez, y ayer, gracias a su fe y corazón, hizo palpitar el de los aficionados al atletismo. Con él habrá más. Es cuestión de tiempo.

Foto obtenida de la página web www.sergio-sanchez.com

Leer más sobre:   Atletismo de éliteAtletismo nacional

Queremos saber tu opinión

Debes estar registrado para poder comentar en Foroatletismo.com

¿No eres aún foroatleta? Regístrate